Skip to Content

Almohadas cervicales para viajar, ¿son buenas?

chica con una almohada de viaje y auriculares en un avión
Seguro que en más de una ocasión te has levantado de la cama con un dolor insoportable en las cervicales por haber tenido una mala postura durante la noche. ¿Te imaginas entonces esa misma molestia después de realizar un trayecto de cientos de kilómetros? Para evitar este mal, las almohadas cervicales de viaje son el complemento idóneo. De esta forma podrás llegar a tu destino sintiendo menos cansancio y con la espalda en un mejor estado que si no se hubiera utilizado un cojín específico. 
 
Debido a la gran cantidad de horas que se suele pasar sentado en un vehículo al realizar un viaje largo, es bastante complicado mantener una postura correcta durante todo el tiempo. Por ello, las almohadas cervicales constituyen un punto de apoyo para mantener el cuello en una posición adecuada. Estos cojines previenen además los sacudidos de la cabeza que se producen al dormirse con la misma apoyada únicamente en el reposacabezas o los dolores que se originan al reclinarse sobre la ventanilla. 
 
Por lo tanto, quienes realicen habitualmente viajes de larga distancia, ya sea en coche, tren, autobús o avión, es importante que consideren algunos aspectos para elegir la almohada que mejor se ajuste a sus necesidades. 
 

Ventajas de las almohadas cervicales 

  • Permiten dormir cómodamente en una posición que no sea horizontal. 
  • Los trayectos en cualquier medio de transporte se realizan con un mayor confort. 
  • Apenas ocupan espacio y en la actualidad es posible encontrar algunos modelos hinchables que se pueden desinflar para guardarlos. 
  • Reducen los problemas en la espalda y el cuello debido a que evitan adoptar una mala postura. 
  • Las almohadas cervicales de viaje son muy resistentes y duraderas, por lo que su coste no demasiado alto se puede amortizar con el uso continuado.  
  • Es posible encontrar un cojín que se ajuste perfectamente a todas las personas y posiciones. 
 

Consejos para elegir la mejor almohada cervical

  • Uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir una almohada de viaje es analizar su composición. En este sentido es posible encontrar cojines de aire que se hinchan o de espuma. Los primeros son muy útiles si lo que buscas es que la almohada no ocupe demasiado espacio, aunque si este punto no te importa, puedes decantarte por una de espuma que ofrece un mejor apoyo y no es necesario invertir ningún tiempo en inflar y desinflar. 
  • Conviene pagar un precio relativamente más alto al adquirir un cojín cervical si éste está fabricado de un material de calidad. En el mercado existen diferentes tipos con tejido de plástico en el exterior que pueden causar molestias en la piel. Del mismo modo, para evitar alergias, es importante decantarse por aquellos materiales hipoalergénicos. 
  • En el caso de que sólo se vaya a utilizar la almohada de viaje para los desplazamientos, es aconsejable elegir una con forma de U que permite apoyar el cuello en cualquier zona. Sin embargo, si vamos a darle otros usos, como por ejemplo para dormir, lo más recomendable es adquirir un modelo rectangular. 
  • A la hora de elegir el grosor, entran en juego las preferencias de cada persona, así como la dureza de la almohada. 
 
No olvides que igual de importante que utilizar una almohada cervical para llegar al lugar de destino sin demasiado cansancio es contar con un seguro de viaje que incluya las coberturas necesarias para que cualquier situación imprevista no eche por tierra los días de descanso. 
Back to top