Skip to Content

¿El número de puertas varía el precio del seguro de coche?

lateral de un coche oscuro

Para establecer el precio de un nuevo seguro de coche, las compañías aseguradoras analizan una serie de aspectos relativos al cliente con el objetivo de asignarle un determinado perfil de riesgo que delimita el precio. Entre los diferentes puntos que se tienen en cuenta destacan la edad del conductor, la experiencia al volante, los antecedentes en la conducción, el lugar de residencia, etc. Aunque existen una serie de variables que son comunes, no todas las compañías realizan el mismo análisis de sus clientes para establecer su perfil de riesgo.

Pero además de examinar las características del usuario, a la hora de establecer la prima del seguro también se tienen en cuenta las particularidades del vehículo. Aunque en más de una ocasión hayamos oído que el número de puertas afecta al precio del seguro del coche, costando más asegurar un vehículo de 5 puertas que otro de 3, lo cierto es que no influye de forma directa.

Uno de los aspectos que las compañías aseguradoras valoran para fijar el precio del seguro es el valor del coche, por lo que si el hecho de que tenga más o menos puertas influye en el mismo, entonces podemos afirmar que el número de puertas determina en parte la prima. Sin embargo, como hemos comentado antes, las puertas por sí solas no son un factor determinante que varíe el precio si no se cuantifican dentro de todo el conjunto.

¿Qué otros aspectos afectan al precio del seguro del coche?

Una vez aclarado que el número de puertas no afecta como tal al precio de la póliza del coche, es importante comentar otra serie de factores relacionados con el coche que son clave a la hora de fijar la prima: 

  • Potencia: el número de caballos de un vehículo es directamente proporcional al precio del seguro. Cuanto mayor sea la potencia, mayor también será la prima que habrá que abonar por el seguro del coche, ya que el nivel de riesgo aumenta.
  • Antigüedad: por norma general, los vehículos más antiguos tienen seguros más caros en comparación con otros que hace poco tiempo que salieron del concesionario.
  • Complementos: cuando se suscribe una póliza para el coche es necesario declarar todos los extras que incluye. Es obvio que cuantos más complementos incorpore un coche, tanto de serie como añadidos, mayor será el incremento que experimente el precio de la póliza.
  • Valor total: para calcular la prima, las compañías aseguradoras también tienen en cuenta el coste del coche analizando la marca, el modelo, el tipo de vehículo, carburante, etc.
  • Estacionamiento: en algunos casos, las aseguradoras pueden preguntar al cliente cuál es el lugar en el que aparca el coche normalmente. Así, es posible que si el vehículo se estaciona en una plaza de garaje, el precio del seguro sea inferior, ya que las posibilidades de robo o de sufrir algún daño disminuyen. 

Dado que todos los coches tienen que disponer de un seguro para poder circular, a la hora de contratar uno es importante saber que el precio dependerá de múltiples variables, ya sean respecto al perfil del conductor como a las características del vehículo. Siempre es recomendable no sólo dejarse llevar por el precio final, sino sobre todo por las coberturas y garantías que incluya el seguro y que se ajusten a las necesidades de cada conductor.

Back to top