Skip to Content

¿Es recomendable asegurar nuestro teléfono móvil?

teléfono móvil con la pantalla rota
Afortunadamente, hoy en día podemos encontrar una amplia variedad de seguros que protegen casi todas nuestras pertenencias, sobre todo las más valiosas. Es el caso, por ejemplo, de los teléfonos móviles, que se han colado en nuestra vida diaria de una forma bastante sutil hasta llegar a convertirse en un elemento imprescindible sin el que en muchas ocasiones no podríamos vivir. 
 
Así, cabe preguntarse si es recomendable asegurar nuestro dispositivo móvil o si por el contrario va a suponer un gasto innecesario. Al igual que sucede con otros muchos aparatos tecnológicos, éstos quedan amparados por el seguro de hogar en el caso de que contemos con uno: la póliza que protege nuestra vivienda también suele incluir una cobertura específica para localizar y bloquear los teléfonos móviles en caso de pérdida, robo o hurto. Además, en función del seguro que se haya contratado, los daños que sufra el dispositivo móvil por otras causas que estén incluidas en la póliza, también serán asumidos por la compañía aseguradora. 
 
Del mismo modo, hay que tener en cuenta que cuando compramos un teléfono móvil, la garantía, que normalmente suele ser de dos años, asegura las posibles averías o defectos de fábrica que pueda tener el dispositivo. 
 
Por lo tanto, antes de decantarse por un seguro para el teléfono móvil es conveniente analizar con detenimiento las coberturas que garantizarán una larga vida a nuestro dispositivo, así como los casos que quedan excluidos de la póliza. En este último caso hay que diferenciar por ejemplo, entre robo o hurto, ya que en determinados casos la aseguradora puede responsabilizarse o no, según una u otra situación. 
 

Seguro del teléfono móvil, ¿sí o no? 

Otro punto que se debe valorar antes de optar por un seguro de este tipo es el precio. A la hora de analizar cuánto costará asegurar el dispositivo móvil, es fundamental tener en cuenta el precio del mismo y sobre todo, las coberturas que realmente se necesitan. 
 
En esta valoración no hay que olvidarse de hacer números para calcular si el coste de las posibles reparaciones a las que tengamos que hacer frente es inferior al precio del seguro. Además, es importante informarse sobre si el contrato de la póliza establece el pago de una cuantía extra por cada arreglo.  
 
Las roturas de pantalla o el sumergimiento en agua suelen ser los accidentes más habituales que sufren los teléfonos móviles. Por lo tanto, es importante evaluar los riesgos que pueden destrozar el terminal y la categoría que tenga el mismo para saber si es recomendable o no contar con un seguro. Si el importe del móvil no es demasiado alto, probablemente el coste de repararlo sea sustancialmente inferior al precio de contratar una póliza. 
 
Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), contar con un seguro para el teléfono móvil no compensa por el alto precio que supone en relación con las coberturas que ofrece. También hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos el precio de un móvil no llega a ser tan alto para tener que hacer frente a un seguro. 
Back to top