Skip to Content

¿Qué tipos de maquinaria agrícola existe?

cosechadora en un campo
Los avances en el sector agropecuario están permitiendo que cada vez haya más maquinaria agrícola disponible en el mercado que incorpora nuevas prestaciones y las últimas tecnologías. A través de la constante evolución de estos equipos se ha conseguido que las labores del campo se puedan realizar con una mayor facilidad, rapidez y seguridad, optimizando casi al 100% todo el esfuerzo. 
 
Casi todas estas máquinas comparten un funcionamiento similar: cuentan con un motor de combustión que les confiere autonomía y les permite desplazarse por los terrenos para desempeñar el trabajo. 
 
Hoy en día, existe una amplia variedad de material agropecuario que además se suele ir renovando cada año. En este sentido, las ferias especializadas juegan un papel fundamental, ya que constituyen un punto de encuentro entre los agricultores y las casas comerciales para conocer las novedades disponibles en el sector. 
 

Maquinaria agrícola que se utiliza habitualmente 

  • Tractor: podría decirse que es el vehículo agrícola por excelencia debido a que tradicionalmente ha estado asociado a los trabajos del campo gracias a su gran utilidad. El tractor se mueve con facilidad sobre el terreno y su alta potencia de tracción evita que se quede atascado en el barro. Por ello, se utiliza normalmente como remolque para mover todo tipo de carga, así como para realizar distintas tareas mediante el enganche de aperos. 
  • Motocultor: esta máquina agrícola es considerada como un motor de un solo eje que se puede manejar manualmente de pie a través de unos brazos. Su principal función es trabajar el suelo, sobre todo en el sector de la jardinería. Su diseño está pensado para que también sea posible acoplar distintos tipos de aperos según la tarea que se quiera realizar (sembrar, regar, arar, etc.). 
  • Cosechadora: se trata de un tipo de maquinaria agrícola que incorpora un mecanismo de corte y un rastrillo que va girando sobre un eje para realizar la función de la siega, así como un espacio de almacenaje. Hoy en día es posible encontrar cosechadoras que funcionan por sí mismas, sin necesidad de contar con un tractor como complemento, para recolectar los productos del campo. 
  • Empacadora: como hemos comentado, existe un equipo para cada función y la empacadora es un ejemplo de ello. Esta máquina se utiliza para recoger la hierba, la paja, la avena o el heno y comprimirlo en paquetes que posteriormente se deben atar con un hilo especial. De este modo es mucho más sencillo manejar de forma manual las pacas, con un peso y un tamaño concretos. 
  • Remolque agrícola: se trata de un vehículo de carga no motorizado que se debe enganchar a un tractor para arrastrarlo gracias al chasis y las 4 ruedas que incorpora. Su función principal es transportar las cosechas o cualquier otro equipo que se utilice en la agricultura, tanto por el campo como por carretera o por un camino. 
  • Sembradora: este tipo de maquinaria agrícola es realmente útil para colocar las semillas de forma directa, aunque también para distribuir los abonos y fertilizantes de un modo mucho más rápido. Esta máquina cuenta con unas ruedas especiales que permiten sembrar el terreno sin dañarlo. 
  • Fumigadora: esta máquina se utiliza para fumigar el terreno gracias al depósito que incorpora donde se almacena el líquido y desde donde se puede ir pulverizando el suelo. Normalmente, este trabajo siempre se ha realizado de forma manual con un depósito colocado en la espalda, pero en la actualidad es posible esparcir los plaguicidas de una manera más cómoda. 
Back to top