Skip to Content

Accidentes en carretera por carreras callejeras: ¿Estoy cubierto?

Coche azul sobre pista.
El seguro de tu coche debe adaptarse a tus necesidades, al uso que haces de tu vehículo y a sus características para ser eficiente en todos los casos. Puedes contratar una póliza que cubra el riesgo de accidentes en carretera, pero las competiciones, por ejemplo, exigen una póliza concreta. Además, antes de aventurarte a una carrera callejera al estilo de “A todo gas”, debes informarte sobre el marco legal de las actividades a las que te apuntas: en muchos casos, una carrera de coches no es una práctica legal y puede estar penada por la ley.
 
Las garantías de una póliza de seguro de coche están siempre sujetas a la legalidad vigente y a lo firmado en contrato por cada una de las partes –aseguradora y asegurado- el incumplimiento de lo pactado puede invalidar y dejar sin efectos el seguro o parte de sus coberturas, según el caso. 
 
Ten en cuenta que tu seguro de coche siempre consta de unas condiciones generales y unas particulares, antes de firmar, revisa cuidosamente todas las partes para confirmar que estas contratando un seguro de coche que se adapte a tus necesidades y al uso habitual que haces de tu vehículo.
 
Como norma general para que no cometas errores ni imprudencias, recuerda que las aseguradoras no pueden cubrir situaciones en las que se infrinjan las normas de seguridad vial ni la normativa vigente en cada ámbito. El caso de las carreras callejeras no es el único.
 
  • Daños intencionados
Con indiferencia de la modalidad de seguro de coche que contrates –a terceros o todo riesgo-, las compañías pueden rechazar el pago de facturas para arreglar tu coche, si los daños que presentase han causado de forma voluntaria por el asegurado. Atención a los accidentes fortuitos contra tu vecino, un familiar o una persona que conviva contigo en tu mismo domicilio, son casos sospechosos de fraude que las compañías deben observar e investigar al detalle.
 
  • Carga excesiva, fuera de lo permitido
Si utilizas tu coche para transportar más carga de la permitida, lo que incluye también el número de pasajeros, el seguro puede negarse a hacerse cargo de las indemnizaciones o de gastos derivados de un siniestro en estas circunstancias. El ejemplo más claro es el número de acompañantes, si tu coche está habilitado para dos plazas y viajas con más personas, no importa que sea un trayecto corto o unos minutos, la aseguradora no se hará cargo con mucha probabilidad, pasando la responsabilidad al tomador del seguro.
 
  • Conducir bajo los efectos del alcohol
Muchos conductores aún ignoran que al conducir después de haber ingerido alcohol u otras sustancias tóxicas, no solo ponen en peligro su vida, la de sus acompañantes y el resto de usuarios de la vía, sino que también invalidan en gran medida la protección y coberturas de su seguro de coche.
 
  • Irregularidades administrativas: sin carné o sin ITV
Es obligatorio en España conducir con permiso de conducir en regla y con el vehículo correctamente revisado en la Inspección Técnica de Vehículos, si no te pones al volante sin carné y/o sin haber pasado la ITV ten en cuenta que no solo te arriesgas a importantes sanciones, sino que es muy probable que tu póliza carezca de valor cuando tengas cualquier tipo de siniestro en estas circunstancias de ilegalidad.
 
  • Recibos pendientes
El pago de la prima del seguro con puntualidad es condición exigida al asegurado, por lo tanto, si no cumples con este requisito y tienes un siniestro, tu compañía tendría motivos para no atender tus facturas ni indemnizaciones, ya que por tu parte estás incumpliendo lo pactado. Además, si aseguras tu coche con unas características determinadas y luego, estas cambian por tuneos o modificaciones estéticas es necesario que el seguro este informado y que todos los extras estén especificados en la póliza para que, en caso de necesidad, estén cubiertos.
 
  • Conducción en espacios no adecuados
Hay vías que no son aptas para el tráfico rodado por sus condiciones naturales como caminos de tierra o por otras causas, debes revisar tu póliza en este punto, ya que hay muchas compañías que no extienden por ejemplo la asistencia en carretera a estos puntos. Si a menudo tienes que transitar por caminos rurales, es esencial que tu póliza cubra la asistencia en este tipo de vías para que cuando lo necesites, puedas recibir la atención requerida como una grúa, por ejemplo. Las aseguradoras pueden cubrir este riesgo, pero debes contar con la modalidad de póliza adecuada para esta necesidad concreta y con una entidad profesional y con garantías.
 
  • Actividades irregulares
Las competiciones oficiales exigen de unos seguros específicos para todos los participantes, los organizadores o cada uno de los involucrados se encargan de ello para que no haya ningún problema. Las pólizas de seguro de coche que contratas para un uso cotidiano o habitual de tu vehículo no incluyen este tipo de riesgos, puesto que no es necesario. Las carreras espontáneas o quedadas irregulares para competir en las carreteras o calles urbanas sin autorización específica son ilegales y por lo tanto, sus riesgos no pueden protegerse en una póliza de seguro de coche.
 
El objeto de tu seguro de coche es proteger tu vehículo, a ti mismo, a tus acompañantes y al resto de usuarios de la vía, pero no pueden hacerse cargo de situaciones irregulares o de circunstancias no informadas a la compañía aseguradora en el momento de la contratación de la póliza. Forma parte de la responsabilidad del tomador del seguro, elegir una modalidad adecuada al máximo a sus necesidades, teniendo en cuenta su uso y características concretas del coche. 
 
De tu buena elección al contratar coberturas, servicios y asistencias en tu póliza; dependerá que tanto los accidentes en carretera como cualquier otra circunstancia quede atendida en el momento que lo necesites con total solvencia y  procurándote la mayor satisfacción. Tu aseguradora trabaja con el fin de ofrecerte siempre una solución rápida, profesional y completa que minimice problemas e incomodidades en todos los casos, y que evite gastos económicos extras.
 
Si estás interesado en participar en algún tipo de competición legal con tu vehículo, consulta las coberturas ofrecidas por los Seguros de Coche MAPFRE.
Back to top