Skip to Content

Seguro de coche con pago fraccionado

pagar plazos seguro coche

Las aseguradoras ofrecen cada vez más ventajas a sus clientes. La opción del pago fraccionado del seguro de coche es solo una de ellas, pero también se pueden destacar las bonificaciones por no siniestralidad, apoyo jurídico en caso de accidente o sustracción de vehículo, peritaje rápido, etc. 

Poniendo el foco en la posibilidad de fraccionar la prima en diferentes pagos, hoy en día, la mayoría de las compañías permiten que sus clientes se acojan a este sistema. De esta forma, el tema económico ya no es una excusa para circular sin el seguro en vigor, con las graves consecuencias que ello supone. Así, los conductores pueden hacer efectivo el reembolso de la póliza de una manera más cómoda. 

¿En qué consiste la opción de fraccionar el seguro de coche? 

Normalmente, la póliza del seguro de coche tiene una validez anual, cuya prima se paga por adelantado y se va renovando de forma automática. En lugar de realizar un abono semestral o anual del importe que corresponda, la opción de fraccionamiento facilita en gran medida el pago de la prima dividiendo la misma en más de una cuota. 

Si una persona no puede afrontar la totalidad del pago del seguro, es aconsejable que consulte con el servicio de atención al cliente las posibilidades que existen en este sentido. Por norma general, cuando se permite pagar el seguro a plazos, la compañía suele estipular los periodos de vencimiento en los que se debe hacer efectivo el abono. 

Es importante tener en cuenta que:

  • Cada aseguradora establece un determinado número de cuotas y unas condiciones específicas. Todo ello depende del tipo de seguro que se tenga contratado, así como del importe de la prima total. 
  • En muchas ocasiones es necesario que el precio de la póliza alcance un mínimo para poder solicitar el fraccionamiento. Si la cantidad es inferior al límite establecido, el usuario tiene la obligación de abonar la prima en una sola vez.  
  • En el supuesto de acogerse al pago fraccionado del seguro, las periodicidades más habituales suelen ser mensual, trimestral o semestral. Aunque el cliente puede comunicar sus preferencias, la compañía es quien en última instancia establece las condiciones. De este modo, es posible que la prima se divida en 2, 4 o 12 pagos al año. 

¿Sube el precio al fraccionar el seguro de coche? 

Al igual que en otro tipo de servicios donde se permite pagar a plazos, en los seguros de coche, el fraccionamiento de la cuota también puede significar un recargo sobre el importe total. Este es uno de los principales inconvenientes al elegir esta opción, aunque el incremento varía en función del tipo de aplazamiento que se acuerde. En el caso de los pagos semestrales, la subida de la prima suele ser inferior que si el abono se realiza de forma trimestral o mensual.  

No obstante, del mismo modo también es posible encontrar compañías que permiten dividir el pago sin aplicar ninguna comisión. En este caso, es importante que todos los puntos estén especificados en el contrato para evitar problemas en el futuro. 

Se debe tener en cuenta que pagar el seguro en una única cuota siempre resulta la alternativa más económica. 

Back to top