Skip to Content

Consejos de seguridad vial para adultos mayores

señora mayor conduciendo un coche
Debido al incremento de la esperanza de vida, el porcentaje de personas mayores de 65 años es mucho más alto hoy en día que en otras épocas. Este colectivo, al igual que otros de diferentes edades, necesita moverse, ya sea en coche, en bicicleta, en moto o andando. Con el objetivo de reducir el número de personas mayores fallecidas en accidentes de tráfico, es necesario transmitir algunas ideas específicas sobre seguridad vial para personas mayores
  • Como peatones, las personas mayores deben adoptar una actitud precavida al caminar por la calle. Teniendo en cuenta ciertas dolencias típicas de la edad, como disminución de la vista, problemas de audición, dificultad para moverse con agilidad, etc., es necesario prestar mucha más atención al entorno de la vía con el fin de evitar posibles incidentes. 
  • La normativa de circulación no establece ningún límite de edad para dejar de conducir, debe ser el propio mayor quien valore sus condiciones psicofísicas para decidir si es seguro seguir desplazándose en coche o no. No obstante, a partir de los 65 años el permiso de conducir se debe renovar cada 5 años y para ello es obligatorio la superación de un reconocimiento psicotécnico. 
  • La antigüedad de los vehículos que conducen las personas mayores es otro aspecto que pone en juego la seguridad vial. La mayor parte de este colectivo continúa moviéndose en vehículos que superan los 10 años y en un alto porcentaje, no existe ninguna intención de renovar el coche por otro nuevo. Esto incrementa las posibilidades de sufrir un accidente y sus consecuencias, ya que los coches antiguos no cuentan con los actuales sistemas de seguridad, como por ejemplo algunos tan básicos como el airbag o el sistema de frenado ABS. Además, el chasis, debido al paso de los años, sufre en mayor medida cualquier impacto. 
  • Para incrementar la seguridad vial en las personas mayores, es fundamental hacerles ver que aunque sigan cogiendo el coche para moverse, deben tener un especial cuidado con determinadas maniobras, como pueden ser los giros en los que sea necesario invadir el carril contrario o incorporarse a una carretera. 
  • Si en el caso de las personas más jóvenes es importante parar a descansar cada dos horas de viaje, estos descansos deben ser más frecuentes cuando el conductor es una persona mayor. 
  • Entre los consejos de seguridad vial para adultos mayores se encuentra la necesidad de evitar en la medida de lo posible la conducción por la noche, al igual que si hay poca visibilidad o las inclemencias del tiempo suponen un riesgo añadido. 
  • Las personas mayores también deben ser conscientes de los efectos secundarios que puedan causarles los medicamentos que estén tomando, ya que algunos de ellos pueden afectar a la capacidad de reacción, causar somnolencia, etc, y están contraindicados para la conducción. 
  • Para reducir los peligros al volante, es recomendable que los mayores siempre viajen acompañados de otra persona con la que incluso se puedan turnar para conducir. 
Con estos consejos de seguridad vial para personas mayores, les ayudaremos de una forma sutil y comprensiva a aceptar su envejecimiento y limitaciones progresivas. Los mayores deben asumir que es necesario adaptar sus actividades diarias a sus propias capacidades para evitar situaciones de peligro. Sin embargo, en los momentos en los que decidan desplazarse en coche, no pueden olvidar lo comentado anteriormente y moverse siempre con la compañía de un seguro de coche que incluya las coberturas que mejor se adapten a sus necesidades. 
Back to top