Skip to Content

Tipos de cascos de moto: ¿cuál es el más adecuado?

moto por una carretera
Si has decidido que comprarte una motocicleta es la mejor opción para ir cada día al trabajo o realizar otros trayectos urbanos, así como alguna escapada los fines de semana, debes conocer los distintos tipos de cascos que existen. 
 
Saber en qué se diferencian unos de otros es una gran ayuda para decantarte por el mejor según las circunstancias y las preferencias personales
 
Como ya sabemos, el casco es el elemento de protección más importante para un motorista. A diferencia de otros complementos, su uso es totalmente obligatorio en cualquier trayecto, tanto para el conductor como para el acompañante. 
 
La seguridad que aporta un casco homologado en caso de accidente es vital para evitar graves daños en la cabeza e incluso la muerte. En cierto modo se puede asemejar a la importancia que tiene el cinturón de seguridad en los coches, aunque a un mayor nivel si se tiene en cuenta la desprotección que caracteriza a los desplazamientos en moto. 
 
Aunque existen diferentes tipos de casco, todos tienen en común la función de absorber la energía en caso de impacto y distribuirla para evitar que se concentre en un único punto. 
 
Además de proteger la cabeza frente a los golpes directos con el suelo, otros vehículos o elementos de la vía, también sirve de barrera de los agentes externos que pueden entrar en contacto con los ojos y la cara durante la circulación. 
 

¿Qué casco de moto de comprar? 

  • Tipo de casco retro o jet: a pesar de que se caracterizan por un diseño único que aporta una personalidad especial sobre las dos ruedas, su nivel de protección es reducido en comparación con otros modelos. Por norma general, la cara y la nuca quedan al descubierto, por lo que no es el más recomendable. 
  • Tipo de casco integral: es uno de los mejores cascos de moto, ya que tal como se desprende de su propio nombre es totalmente completo. Es uno de los modelos más seguros debido a que tiene un cierre total por todas las zonas. Está formado por una sola pieza que no se puede desmontar, aunque esto no significa que no se adapte a la cabeza perfectamente. No hay que olvidar que además de conferir una máxima protección, también consigue aislar del ruido y el aire en gran medida. 
  • Tipo de casco off road: este modelo tiene un diseño muy particular y se puede identificar rápidamente porque suele ser el que utilizan los usuarios de motocross. A pesar de su uso particular, estos cascos son aptos para cualquier lugar. Se caracterizan sobre todo por su ligereza, su nivel de seguridad elevado y por ofrecer un amplio campo de visión. Lo más recomendable es utilizarlos en los desplazamientos por ciudad y no tanto en carretera. 
  • Tipo de casco modular: estos cascos de moto se tienden a confundir a menudo con los integrales, pero lo cierto es que se encuentran en un nivel inferior en cuanto a protección y son más pesados. Su principal ventaja radica en la posibilidad de abrirlos para descubrir la cara sin necesidad de quitarse todo el casco, e incluso en la actualidad se pueden encontrar algunos específicos que permiten montarse y desmontarse por módulos. 
 
A la hora de comprar un casco de moto es necesario fijarse en que esté homologado para tener la certeza de que ofrecerá la protección necesaria. Para saberlo se debe buscar la etiqueta de homologación europea que llevan los mejores cascos, la cual garantiza que el mismo ha superado las pruebas de resistencia establecidas. 
Back to top