Skip to Content

Seguro para Caballos

La definición de las garantías del seguro para Caballos de MAPFRE permite al asegurado conocer las coberturas a las que puede acceder para protegerse frente a cualquier eventualidad relacionada con el animal. Por este motivo, es importante estudiar cuáles son las garantías que se incluyen mediante las condiciones generales y particulares de la póliza. 
 
El Seguro para Caballos de MAPFRE ofrece al propietario las coberturas más beneficiosas para proteger a su animal y estar cubierto ante cualquier percance relacionado con la responsabilidad civil. Es una garantía flexible ya que el asegurado puede ampliar su póliza a través de garantías opcionales. Detallamos sus coberturas.

Principales Coberturas

Mostrar todos

Incluye muerte o sacrificio por enfermedad o accidente, incluyendo la muerte a consecuencia de cólico. Cubre, además, el riesgo de transporte por carretera o ferrocarril y en ferias, concursos y exposiciones. Igualmente, incluye los potros hasta seis meses de edad, en el caso de las yeguas de vientre, con Carta Individual y controladas por Cría Caballar.

  • Asistencia veterinaria 

    • Garantiza la atención veterinaria por cólico del animal, incluyendo la atención médica veterinaria necesaria para el tratamiento del síndrome cólico desde la aparición de los primeros síntomas; cirugía a consecuencia de cólico, hospitalización por problemas respiratorios, como neumonía, pleuritis, y pleuroneumonía; problemas ortopédicos, como la reparación de fracturas y fisuras óseas o lavados articulares; así como el transporte a Centros Veterinarios colaboradores.

  • Otras coberturas: 

    • Robo,  retirada de cadáveres, responsabilidad civil y peste equina. 

  • Para yeguas reproductoras: 

    • Aborto y parto distócico. Se cubren los siniestros de aborto por accidente o enfermedad no epizoótica, parto distócico de la yegua, muerte de la yegua por aborto o parto o muerte del potro. 

    • Reabsorción embrionaria. Confirmación previa de la gestación mediante dos ecografías, una a los 18-21 días y la segunda antes de los 45 días. 

  • Para animales reproductores: 

    • Cubre la pérdida de la función reproductora en yeguas como consecuencia de un accidente o de una enfermedad no epizoótica. En el caso de los sementales, cubre los daños derivados de la impotencia o incapacidad total y permanente para cubrir yeguas por un accidente o enfermedad no epizoótica.

Back to top