Volver

Calcular Seguro Vida

Calcular Seguro Accidentes

Calcular Seguro Decesos

Calcular Seguro Decesos Residentes Extranjeros

Volver

Seguros de Salud

Calcula tu seguro de Indemnización

Servicios al cliente

    • Más información

918 365 365 / 900 822 822

Volver

Planes de Previsión Social

Home > Particulares > Seguros defensa jurídica > Artículos Defensa Jurídica > ¿Cómo devolver un recibo bancario?

Buscador de oficinas

Encuentra la oficina más cercana a tu domicilio

como-devolver-recibo-bancario

¿Cómo devolver un recibo bancario?

La situación de tener que devolver un recibo (luz, gas, teléfono…) siempre es incómoda. Surgen dudas sobre cómo hacerlo, en qué casos se puede realizar la gestión y qué plazos debemos cumplir.

A continuación, detallamos el procedimiento a seguir para realizar este tipo de trámites.

Cualquier persona puede devolver un recibo de la luz, el gas o el teléfono si no está de acuerdo con la cuantía o las condiciones, salvo aquellos que correspondan a comisiones o cuotas de préstamos bancarios (si los cargos son correctos). Se devuelve la cuantía total, tanto si el recibo está domiciliado, como si no.

Si una empresa nos ha cargado un recibo en cuenta y queremos devolverlo, estamos en nuestro derecho. Además, podemos solicitar a nuestra entidad financiera que deje de abonar futuros recibos a esta empresa ordenante si así lo deseamos.

Resulta muy recomendable, por tanto, revisar de forma periódica los movimientos de la cuenta bancaria. Además, el mercado ofrece diversas opciones, como los seguros de defensa jurídica de MAPFRE, que nos ofrecen protección jurídica y penal.

Los plazos para la devolución de recibos están fijados por Ley. Si están domiciliados y se cuenta con autorización, el titular de la cuenta tiene un máximo de ocho semanas -o 50 días- para devolverlo o rechazarlo.

En el caso de recibos no autorizados, el plazo para presentar alegaciones o solicitar la devolución de los mismos asciende a 13 meses desde que se realizó el cargo.

Cuando se solicita la devolución del recibo, pueden suceder dos cosas:

  • Que el banco apruebe la devolución y se devuelva la cantidad total.
  • Que el banco se niegue a aceptar la devolución y se deban iniciar los trámites a nivel judicial o extrajudicial.
  • Una vez aceptada la devolución del recibo, el banco devuelve el importe íntegro en un máximo de 10 días laborables.

Además de los plazos, la devolución de recibos debe cumplir otra serie de condiciones para que sea aceptada:

  • Que la compañía no haya especificado el precio correcto del servicio cuando el cliente lo aprobó. Por ejemplo, es el caso de los recibos de compañías telefónicas en los que se añaden conceptos no especificados en los contratos.
  • El cobro supera lo que el cliente esperaba y la empresa no justifica este incremento de tarifa. Es el caso, por ejemplo, de aquellas facturas de gas en las que la empresa se ha equivocado e incluido conceptos no contratados.

La devolución de un recibo puede provocar que la empresa incluya al cliente en un listado de morosos como el de ASNEF. Este tipo de registros impide el acceso a créditos bancarios y, para salir de ellos, el perjudicado deberá presentar pruebas documentales que prueben que no se ha contraído deuda alguna con la empresa denunciante.

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE

Calcula tu seguro ahora

Otros seguros MAPFRE

Artículos

Claves de la nueva Ley de Protección de la Infancia

Claves de la nueva Ley de Protección de la Infancia

El Congreso de los Diputados ha aprobado recientemente la modificación de la Ley de Protección de la Infancia del año 1996. Gracias a esta reforma, se pueden garantizar los derechos de los niños de forma homogénea en todo el territorio y se refuerzan otros aspectos importantes.

leer más
Reclamar daños ocultos en una compraventa de vivienda

Reclamar daños ocultos en una compraventa de vivienda

Antes de efectuar una compraventa, tanto en el caso del comprador como del vendedor, es necesario revisar los vicios ocultos de la vivienda de segunda mano. Valorar las condiciones en las que se encuentra el inmueble es crucial para evitar problemas en el futuro.

leer más