Skip to Content

Principales puntos negros en las carreteras españolas

tramo de una carretera en curva entre montañas
Cuando se habla de punto negro en las carreteras españolas, hace referencia a un tramo en concreto donde tienen lugar 3 o más accidentes de tráfico al año. Una de las nuevas medidas que ha adoptado la Dirección General de Tráfico para reducir la cifra de percances es la relativa a un moderno sistema para identificar puntos negros en las vías españolas, acompañado de un estudio más detallado de los mismos. Además, para reducir la accidentalidad vial en los tramos más peligrosos, la DGT también pretende restringir la circulación de algunos camiones por dichas zonas. 
 
Estas zonas de alta peligrosidad se identifican normalmente con un cartel de “Tramo de Concentración de Accidentes” al comienzo y al final del mismo. En la actualidad, son miles los puntos que están señalados de esta manera y que causan cientos de accidentes de tráfico cada año. 
 

Puntos negros con un mayor número de accidentes de tráfico 

  • N-435; km 33,4 – km 45,9 (Badajoz). 
  • N-340; km 1038 – km 1050 (Castellón). 
  • N-340; km 364,2 – km 383,8 (Granada y Almería). 
  • N-232; km 269 – 269,8 (Zaragoza). 
  • N-320; km 314,1 – km 325,4 (Guadalajara y Madrid). 
  • A-1; km 16 (Madrid). 
  • SE-30; km 0 (Sevilla). 
  • C-31; desde El Prat del Llobregat hasta l´Hospitalet (Barcelona). 
  • N-122; km 358 (Valladolid). 
  • A-55; km 12 (Pontevedra). 
  • N-120; km 535,2 – km 549,5 (Lugo y Ourense). 
  • N-630; km 66,6 – km 87,1 (Asturias). 
  • N-II; entre Montgat y Mataró Sud (Barcelona). 
  • C-58; entre Barcelona y Cerdanyola del Vallès (Barcelona). 
  • N-330; entre Sabiñánigo y Jaca (Huesca).  
 

¿Cómo se determinan los puntos negros? 

Actualmente la DGT utiliza el sistema del Programa Internacional de Evaluación de Carreteras IRAP (International Road Assesment Programme). A través de esta metodología se analizan los accidentes de tráfico durante un periodo de 3 años en tramos concretos. De esta forma no sólo se hace un recuento del número de siniestros, sino que también se tienen en cuenta otros aspectos como la gravedad, el perfil de usuario más expuesto, el tipo de la vía, si se trata de un tramo único o separado, si hay presencia de cruces o zonas que obliguen a realizar alguna maniobra, etc. 
 
Los datos obtenidos con este programa se analizan conjuntamente con los informes de otras autoridades, como la Guardia Civil y las Jefaturas Provinciales de Tráfico. Atendiendo a todos estos criterios es posible determinar de una forma más exacta los puntos negros que provocan un mayor número de accidentes de tráfico y poder aplicar medidas que reduzcan la siniestralidad. 
 

¿Cómo evitar un accidente de tráfico en estos tramos? 

La mayoría de los puntos negros se localizan en carreteras convencionales, algo que incrementa aún más la gravedad de los siniestros. Para minimizar al máximo las posibilidades de sufrir un incidente en alguno de los tramos considerados peligrosos es fundamental extremar las precauciones y seguir al pie de la letra las señales que se encuentran en la carretera.
 
Lo más aconsejable es planificar la ruta con cierta antelación y evitar en la medida de lo posible pasar por algún punto negro. Aunque el trayecto sea más largo, es conveniente circular por una carretera alternativa, evitando las vías secundarias cuando sea factible y cogiendo una autopista o autovía donde se registran menores cifras de siniestros. 
 
Si no queda más remedio que atravesar algún tramo peligroso, como hemos comentado antes es crucial prestar atención a los límites de velocidad y demás medidas de control de tráfico. Además, el conductor siempre debe llevar los 5 sentidos puestos en la vía, ya que cualquier descuido puede tener consecuencias fatales en la seguridad
Back to top