Skip to Content

¿No ayudar en un accidente es un delito? ¿Me pueden multar?

Una mujer llama por teléfono tras un accidente
El delito de omisión del deber de socorro está tipificado en el Código Penal como tal para garantizar la solidaridad social más elemental. Según los expertos, negar la ayuda a alguien que la necesita es propio de personalidades que presentan comportamientos antisociales en otras áreas de su vida. 
 
Sin embargo, cualquiera puede verse involucrado en una situación que dé pie a la comisión de este delito. Y el resultado no es superficial: a los daños causados a la víctima de forma indirecta por la negación de auxilio, hay que sumar los castigos a los que puede someterse el infractor, que van desde penas de multa hasta prisión.
 
El artículo 195 de nuestro Código Penal es muy claro al respecto: “El que no socorriere a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiere hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses. En las mismas penas incurrirá el que, impedido de prestar socorro, no demande con urgencia auxilio ajeno”.
 
Más tajante es la ley en los casos en los que el conductor ha sido el causante del accidente y se ha dado a la fuga, ya que el castigo en esos casos es de seis a dieciocho meses de prisión. Si el accidente se debiere a imprudencia, se enfrentaría a penas cárcel de seis meses a cuatro años.
 

Cuando el profesional niega la asistencia médica

Por su parte, si es el profesional sanitario el que se niegue a dar asistencia sanitaria,  cuando ello derive en un riesgo grave para la salud de las personas, será castigado con las penas citadas anteriormente además de quedar inhabilitado de su cargo por tiempo de seis meses a tres años.
 

Qué hacer si hemos presenciado un accidente

En caso de haber sido testigos de un accidente, como por ejemplo de coche, tendremos la obligación de auxiliar a los afectados en lo que podamos. Si no corremos ningún riesgo, debemos acercarnos y llamar a los servicios de emergencia. Si es necesario, ellos nos darán las pautas a seguir. Si en el lugar del accidente parece que ya hay alguien prestando auxilio, asegúrate de que es así y de que no haces falta. 
 
Ya que nadie está libre de un percance, como un accidente de coche, recuerda que tienes que saber cómo actuar. Además, un seguro de auto te ayudará a estar preparado.
Back to top