Skip to Content

Nuevos vehículos de alquiler, ¿son seguros para el usuario?

coches de Car2Go
Uno de los principales problemas que presentan los grandes núcleos urbanos, además de los atascos, es la dificultad para encontrar aparcamiento sobre todo por las zonas más céntricas. La idea de que un mismo coche pueda ser utilizado por diferentes conductores es una idea que ha conquistado a muchas ciudades de Europa, entre las que se encuentra Madrid.  
 
Éste es el planteamiento sobre el que nació Car2Go, que a continuación explicaremos cómo funciona y que supone una solución idónea para quienes siguen prefiriendo moverse en coche por la ciudad pero sin tener que preocuparse por los múltiples gastos que supone tener un vehículo propio, entre otras muchas ventajas. 
 
Además, la flota de coches de Car2Go, al igual que el de otras empresas que ofrecen un servicio de vehículos de alquiler, son 100% eléctricos. De esta forma se fomenta un tipo de movilidad sostenible que respeta el medio ambiente. 
 

¿Cómo funciona Car2Go? 

Sin duda este tipo de empresas ha supuesto una auténtica revolución en la forma de moverse por ciudad y como no podía ser de otra manera, las aplicaciones para alquilar este tipo de vehículos también siguen la misma línea. Así, la app de Car2Go lo pone muy fácil para que podamos desplazarnos en alguno de sus coches Smart por sólo 0,21 euros el minuto:
 
  1. Una vez instalada la aplicación en el Smartphone, es posible registrarse desde la propia app o bien accediendo a su web, para lo que será necesario escanear el permiso de conducir. 
  2. Después de haber completado la validación del registro, el usuario ya puede empezar a utilizar Car2Go. 
  3. Desde la app se pueden localizar los coches que están disponibles cerca de tu posición y reservarlos durante 20 minutos antes de cogerlos. 
  4. La aplicación también es la llave para abrir el vehículo a través de la introducción del PIN personal. 
  5. Antes de iniciar el trayecto y al finalizarlo, es preciso responder a un pequeño cuestionario que aparecerá en la pantalla del interior del coche sobre cuál es el estado del mismo. 
  6. Cuando ya has llegado a tu destino, sólo tienes que aparcar el coche en cualquier zona de aparcamiento pública, ya sea azul o verde, sin preocuparte de pagar ningún ticket. Hay que tener en cuenta que, en el caso de Madrid, no es posible estacionar de forma definitiva fuera del área de la M-30. 

¿Qué seguridad ofrecen estos vehículos de alquiler?

Al igual que los vehículos particulares, los que funcionan bajo el modelo de carsharing también necesitan un seguro de coche para circular. En función de la compañía, las coberturas de la póliza serán más o menos extensas y, en definitiva, algo que repercutirá en la protección del conductor al volante. 
 
Por norma general, si un usuario conduce un coche de estas características después de haber bebido y comete una infracción, él mismo será el responsable del pago de la multa u otras sanciones que puedan interponerle. 
 
Sin embargo, en caso de accidente se pueden contemplar dos escenarios. Por un lado, si el conductor del vehículo de alquiler no ha tenido la culpa del incidente, simplemente será necesario hacer el parte y entregarlo a la empresa del servicio de alquiler de coches. Pero si el usuario ha sido el culpable del siniestro, deberá comunicarlo a la compañía y se hará cargo de la cuantía necesaria en función de si ésta sobrepasa la franquicia que esté contratada en la póliza (normalmente 500 euros), asumiendo la parte restante que sobrepase del límite. 
 
Un aspecto que cabe tener en cuenta a la hora de saber cómo funciona realmente Car2Go o cualquier otra empresa de este tipo es el relativo a que sus seguros de coche no suelen incluir la asistencia en viaje. El traslado del conductor y su acompañante, así como el servicio de grúa cuando fuera necesario, deberá correr a cargo del usuario. 
Back to top