Skip to Content

Limpieza del vehículo por traslado de heridos en un accidente

hombre limpiando el habitáculo de un coche
Elegir un seguro de coche no es una tarea sencilla, ya que existen multitud de opciones con diferentes coberturas. Es bastante común fijarse sobre todo en el precio para tomar la decisión, pero a pesar de ello también es fundamental comprobar el nivel de protección que ofrece la póliza para constatar que se ajusta a las necesidades. 
 
En este sentido, además de incluir las garantías básicas como asistencia en viaje, responsabilidad civil obligatoria o seguro del conductor, nunca está de más contemplar otras coberturas más amplias que resultan realmente útiles en determinadas situaciones. Es el caso por ejemplo de la limpieza del vehículo por traslado de heridos que han sufrido un accidente de tráfico. 
 
Al ir circulando con el coche por una carretera es posible encontrarse con un siniestro que acaba de ocurrir. La actuación más sensata es pararse a ayudar y avisar a los servicios de emergencias, pero según las circunstancias, en otros supuestos es necesario trasladar a los accidentados al hospital más cercano para que sean atendidos cuanto antes. Durante el trayecto, lo más probable es que el interior del vehículo se manche.
 

Características de esta cobertura extra en el seguro 

En el momento de trasladar a los heridos, la máxima preocupación no debe ser pensar en cómo eliminar las manchas, sino que las personas reciban asistencia médica con la mayor brevedad. Posteriormente, el seguro de coche se encargará de la limpieza y acondicionamiento del interior del vehículo, aunque el asegurado no haya estado implicado de forma directa en el accidente. 
 
Conviene tener en cuenta que no todas las compañías aseguradoras ofrecen este tipo de servicio. En el caso de MAPFRE, en los seguros de coche todo riesgo con franquicia o sin franquicia se ofrece esta garantía dentro de las coberturas obligatorias para aportar tranquilidad a los conductores ante cualquier imprevisto. 
 
En concreto, la limpieza del vehículo por traslado de heridos incluye el pago de los gastos necesarios para limpiar y disponer el coche como consecuencia del transporte de víctimas que se han visto involucradas en un accidente de circulación para acudir a un centro hospitalario. 
 

Traslado de heridos como auxilio en un accidente 

Muchas personas pueden ver que el traslado de heridos supone una enorme responsabilidad, pero, en cualquier caso, no hay que olvidar que el hecho de no auxiliar en un accidente de tráfico está tipificado como delito según el Código Penal. Ser testigo de un siniestro suele provocar pánico en la mayoría de las ocasiones, aunque ello no es excusa para no auxiliar a las víctimas. Ayudar en estas circunstancias es una obligación y cuando no se hace, no solo puede acarrear una sanción e incluso la cárcel, sino que también es signo de una actitud egoísta e inhumana sin límites. 
 
Por lo tanto, tal como establece la Dirección General de Tráfico (DGT), en caso de encontrarse con un accidente, lo primero que se debe hacer es avisar a emergencias, después hay que facilitar la circulación para no poner en peligro al resto de usuarios de la vía y en último lugar, socorrer y trasladar a los heridos si fuera necesario. Hay que remarcar que el delito por omisión del deber de socorro no aplica únicamente al conductor que causa el incidente, sino también a cualquier persona que no preste su ayuda cuando pudiera hacerlo sin poner en riesgo su vida o la de terceros. 
Back to top