Skip to Content

Cerrojos de seguridad para puertas más fiables

puerta blindada con 4 puntos de cierre
Si quieres que tu hogar sea un espacio totalmente blindado de los pasos ajenos, además de instalar un cerrojo de seguridad para puertas adecuado, también es recomendable colocar una puerta maciza. Es preciso tener en cuenta que cuantas más medidas de protección adoptemos en la entrada de la vivienda, mayores dificultades encontrarán los ladrones para entrar en la misma. Así, aunque existen cerraduras que por sí solas pueden acorazar un inmueble, lo más aconsejable es combinar diferentes tipos. 
 
Para conseguir una puerta totalmente segura no sólo es necesario disponer de los elementos adecuados, sino también al salir de casa siempre es imprescindible cerrar con llave o con el mecanismo que requiera el sistema. 
 
Asimismo, para proteger una casa por completo, es fundamental prestar atención de la misma manera a las ventanas. De nada sirve utilizar los cerrojos de seguridad para puertas más efectivos, si por el resto de aberturas se puede acceder sin ningún problema desde el exterior. Esta recomendación es aún más importante cuando se trata de una vivienda a pie de calle o un piso ubicado en el bajo o en la primera planta. 
 

¿Qué cerrojos de seguridad para puertas elegir? 

  • Cerraduras invisibles
Se trata de uno de los cerrojos de seguridad para puertas más infalible que existe en la actualidad. Gracias a los avances en la tecnología es posible instalar este tipo de cerradura que es imperceptible a simple vista. Este sistema se coloca en la parte interior de la puerta y su proceso de montaje es muy sencillo.  
 
Este tipo de cerraduras ofrece una protección sin precedentes, ya que no tiene presencia en el exterior de la puerta y por ello, los ladrones no pueden forzar la cerradura. Para abrir es necesario contar con un mando a distancia a través del cual se envía una señal al cierre y de este modo se puede entrar. Con el objetivo de evitar que cualquier persona no autorizada pueda copiar el código del mando, las combinaciones se cambian de forma automática cada cierto tiempo. Además, los códigos están encriptados para dificultar la labor de obtenerlos de forma ilegal. 
 
Existen diferentes modelos de cerraduras invisibles con variaciones en sus prestaciones. Así, es posible encontrar algunos que incluyen una alarma para verificar la apertura y el cierre, algo muy práctico para que los inquilinos que se encuentren dentro de la vivienda puedan estar al tanto de los movimientos de la puerta. 
 
  • Cilindros anti bumping 
El bumping es una de las técnicas de robo más populares que consiste en abrir los cilindros dando un golpe en los pitones. Para ello se utilizan llaves manipuladas y algún objeto contundente para ejercer la fuerza sobre ellas. 
 
Para evitar esta situación encontramos los cilindros anti bumping como un cerrojo de seguridad para puertas sumamente fiable. Esta opción es una de las más recomendables para los usuarios que sólo tengan una cerradura en la entrada. 
 
  • Cerraduras multipunto
Este tipo de cierres son muy habituales en las puertas acorazadas. Se diferencia del resto porque se componen de varios puntos de anclaje en diferentes zonas de la puerta. Sin duda ofrecen una alta protección y seguridad, ya que es bastante complicado forzar una puerta que está cerrada de esta manera. Además, su diseño impide también que se puedan utilizar palancas para forzar la apertura. 
 
  • Cierres digitales 
Aunque se trata de un cerrojo de seguridad para puertas más caro, la posibilidad de abrirlas a través de una huella dactilar o con una aplicación desde el móvil es una alternativa de protección que conviene tener en cuenta en algunas viviendas. 
 
Además de colocar el tipo de cerradura adecuada a las características de la casa, también es crucial disponer de un seguro de hogar que incluya la cobertura de robo más completa posible. De esta manera es posible estar protegido en cualquier situación. 
Back to top