Skip to Content

¿Cómo se realiza la tasación de una vivienda?

hombre con traje de chaqueta y un bloc en el interior de una casa
En la actualidad existen multitud de páginas en Internet donde es posible obtener una valoración aproximada de un determinado inmueble. Sin embargo, a la hora de tasar una vivienda, una finca, un local o un bloque de edificios, es necesario que se realice la validación de dicho valor. 
 
Si estás pensando en vender o comprar una casa, ya necesites solicitar una hipoteca o no en este último caso, la tasación es una gestión indispensable para conocer el valor del inmueble. Aunque de forma particular se pueda realizar una valoración de la vivienda teniendo en cuenta distintos parámetros, la determinación legal se debe fijar por parte de un tasador que acude a la vivienda para evaluar todos los detalles, como por ejemplo la superficie, la iluminación, la ubicación o el estado de conservación. 
 
La persona encargada de tasar la vivienda debe ser experta en la materia, sobre todo arquitectos, arquitectos técnicos o ingenieros. No obstante, cuando se trata de una tasación hipotecaria es preciso realizarla por una sociedad de tasación homologada por el Banco de España. El tasador, además de analizar la información del inmueble que aparece en la escritura de la propiedad, también debe ajustarse a lo establecido en la Orden ECO/805/2003 sobre normas de valoración de bienes inmuebles y de determinados derechos para ciertas finalidades financieras. 
 

Proceso para tasar una vivienda 

Como hemos comentado, uno de los primeros pasos que realiza el tasador es solicitar una nota simple al Registro de la Propiedad para comprobar que los datos ofrecidos por el solicitante concuerdan con la realidad. Además, también se suele comparar la información con el catastro y el ayuntamiento de la localidad donde esté situado el inmueble. 
 
Para realizar la tasación de la vivienda como tal, el perito al llegar a la casa comienza a analizar diferentes aspectos. A grandes rasgos, para determinar el valor, el tasador se fija en el estado global del edificio, zona donde está ubicado el inmueble, metros cuadrados, orientación de la vivienda, si es exterior o interior, cómo está distribuido el espacio, ventanas y balcones, antigüedad de la casa, el estado de conservación, el grado de eficiencia energética, etc. 
 
Una vez que se han analizado estos puntos, el valor de la tasación se puede efectuar atendiendo a distintos tipos de valores, como pueden ser el valor del mercado, el valor seguro o el valor de reposición. 
 

¿Cuánto cuesta tasar una vivienda? 

El precio de tasación de una casa se encuentra en torno a los 400 euros aproximadamente. Sin embargo, conviene pedir presupuesto a varios expertos, ya que el coste de este trabajo es libre y puede variar considerablemente de unas empresas a otras. Además, también hay que tener en cuenta que el precio de tasar una vivienda también dependerá de las características de la misma. 
 
Otro punto que es importante conocer en este sentido es el relativo a la caducidad de las tasaciones. Debido a que el mercado inmobiliario es muy cambiante, el valor de una tasación tiene una vigencia de tan sólo 6 meses, por lo que es recomendable realizar esta gestión lo más próximo posible al momento de la transacción.
 
Si después de obtener una tasación adecuada, tienes la oportunidad de acceder a una vivienda, no olvides contratar un seguro de hogar que te ofrezca las coberturas indispensables para disfrutar con total tranquilidad de la recién estrenada morada. 
Back to top