Skip to Content

Comprar por Internet y pagar contra reembolso

transportista entregando dos paquetes a una persona
El método de comprar por Internet y pagar contra reembolso consiste en abonar el precio de la adquisición directamente a la persona que se encarga de entregar el paquete. Lo más común es que el cliente tenga que asumir, además del coste del producto, también los gastos de envío. La forma de pago más habitual es en efectivo, aunque en la actualidad cada vez más transportistas disponen de un TPV para aceptar pagos con tarjeta. 
 
Por lo tanto, para que el pago contra reembolso sea efectivo es necesario que se den una serie de condiciones. Entre ellas, la compra que se realice debe ser un bien tangible para que se pueda entregar en el domicilio del cliente y éste debe disponer del dinero en alguna de las formas aceptadas por el proveedor o la empresa de reparto. Además, en caso de ausencia del comprador, el transportista no puede optar por otras formas de entrega, como por ejemplo dejar la compra a otra persona, excepto cuando ésta esté autorizada para recogerla y abone el importe correspondiente. 
 

Ventajas de comprar por Internet y pagar contra reembolso 

  • Las personas que se muestran reticentes al pago con tarjeta en Internet, encuentran en este método una solución eficaz. Al comprar por Internet y pagar contra reembolso no es necesario introducir ningún dato relativo a las cuentas bancarias.
  • De esta forma se reducen las posibilidades de sufrir una estafa, ya que el cliente paga una vez que ha recibido el paquete. 
  • Al igual que utilizando otros métodos de pago, con esta fórmula el comprador también tiene derecho a solicitar la devolución o cambio del producto. 
  • Por norma general, las tiendas que permiten realizar el pago contra reembolso son aquellas que ofrecen un mayor grado de confianza. Con el fin de ofrecer un servicio de calidad a los clientes, estos establecimientos posponen el cobro del dinero al momento de la entrega. 
  • Los usuarios que decidan comprar por Internet y pagar contra reembolso pueden beneficiarse del sistema de compra tradicional pero al mismo tiempo acceder a una serie de artículos online con unas condiciones de precio más ventajosas. 
 

Contras de las compras por Internet y el pago contra reembolso

  • A pesar de las ventajas de esta forma de pago, uno de los principales inconvenientes es que el cliente debe hacer frente a una comisión fija por paquete para sufragar los gastos derivados de la gestión del dinero por parte del transportista (cobro y remisión a la tienda). Por este motivo, lo más recomendable es aglutinar en un solo pedido varios productos para ahorrar gastos. 
  • En algunas tiendas online, para permitir comprar por Internet y pagar contra reembolso es necesario que el cliente facilite algunos datos más en comparación con los exigidos en otros métodos de pago. Esta es una forma que tiene el establecimiento de asegurarse que la transacción es real. 
  • Generalmente, las empresas de reparto establecen unos límites respecto a la cantidad de dinero que sus empleados pueden recoger, por lo que si el pago se realiza en efectivo conviene informarse sobre este aspecto. 
 
Ya sea contra reembolso o de cualquier otra forma, lo cierto es que las compras online constituyen en la actualidad un gran porcentaje de las ventas de cualquier establecimiento que tenga presencia en Internet. Si tú también has caído en las redes del e-commerce y utilizas esta alternativa de forma habitual, no olvides que para recibir el paquete en tu casa sin ningún contratiempo es fundamental que la transacción se realice correctamente. Para ello, es imprescindible contar siempre con una asistencia técnica, como la que incluyen los seguros de hogar MAPFRE
Back to top