Skip to Content

Cómo evitar humedades en casa

niña apoyada en una ventana con gotas de lluvia
¿Alguna vez has entrado en una vivienda y has notado una sensación desagradable? ¿O has percibido un olor extraño en tu ropa o toallas? Estos suelen ser signos de que existe una excesiva humedad en el interior de la casa. 
 
Por norma general, los sitios donde más se sufren las consecuencias de las humedades suelen ser los de costa o en aquellas regiones donde llueve con bastante frecuencia. Fuera de estos casos, en invierno y si se dan determinadas circunstancias, también es probable que haya que recurrir a algunos consejos para evitar la humedad en casa
 
Como hemos comentado antes, los principales efectos de una alta humedad es un espacio demasiado saturado donde en ocasiones puede resultar difícil respirar, así como un olor en la ropa y otras prendas del hogar que llega a ser repulsivo. Pero además, las humedades en una vivienda también pueden ser un foco de desarrollo de moho y ácaros, con los consiguientes efectos para la salud que ello supone. 
 

Recomendaciones para evitar la humedad en casa 

  • Ventilar las distintas estancias durante 15 o 20 minutos es uno de los mejores remedios para poner fin a la humedad en una casa. Es recomendable abrir las ventanas o balcones de todas las habitaciones pero sobre todo de las que se encuentren en una posición opuesta. De esta forma es posible reciclar el aire que se encuentra en el interior y reducir el exceso de humedad. Un truco que puedes poner en práctica en los días en los que no hay mucho viento es encender un ventilador para crear la corriente de aire. 
  • El baño es uno de los espacios de la vivienda donde más condensación se produce. Para evitarlo es aconsejable emplear el menor tiempo posible para ducharse y no olvidar abrir la ventana después para que las paredes y el resto de elementos se sequen por completo. 
  • Al igual que en el caso anterior, la cocina constituye un punto importante de saturación debido al tipo de tareas que se realizan dentro. Para evitar la humedad en esta zona de la casa, la campana extractora mientras se cocina es uno de los mejores aliados. Este aparato no sólo se encarga de hacer desaparecer el vapor, sino que también elimina los humos y olores. 
  • Es preciso evitar tender la ropa dentro de la vivienda, ya que las prendas mojadas incrementan los niveles de humedad. Si se cuenta con un tendedero exterior es preferible optar por colgar la colada para que se seque al aire libre, aunque si se trata de un piso donde no es posible tender fuera, no hay que olvidar dejar la ventana abierta de la habitación para que se ventile. 
  • Aunque en invierno la calefacción suele estar encendida casi todo el día en la mayoría de los hogares, hay que tener mucho cuidado con la temperatura que se selecciona. Si existe mucha diferencia entre los grados del interior y del exterior, el aire que se encuentra dentro de la casa, cuando entra en contacto con una superficie fría, da lugar a la aparición de condensaciones. Por ello, conviene no activar la calefacción por encima de los 20 grados en invierno. 
 
Con estos consejos es posible evitar la humedad en casa, aunque si el problema es más grave, posiblemente sea necesario reparar alguna estructura de la vivienda. Si este fuera el caso, el seguro de hogar MAPFRE nos ofrece la posibilidad en aquellos servicios que no queden amparados por la cobertura del seguro, de poder disponer de los profesionales idóneos para realizar los trabajos solicitados y a unas tarifas especiales. 
Back to top