Skip to Content

Plazo para dar de baja un seguro de hogar

cuatro casas de juguete de madera donde una de ellas es diferente
Excepto cuando se trata de pólizas temporales, la vigencia habitual es un año desde el momento de la contratación y se puede prorrogar por periodos de igual duración en el caso de que ninguna de las partes se oponga. Sin embargo, durante este tiempo o al finalizar el mismo, es posible que el usuario decida poner fin a la relación con la compañía aseguradora, en cuyo caso debe saber cuál es el plazo para dar de baja el seguro de hogar con el objetivo de realizar el proceso de acuerdo con la normativa. 
 
La Ley de Contrato de Seguro establece que “las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de, al menos, un mes de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso cuando quien se oponga a la prórroga sea el tomador, y de dos meses cuando sea el asegurador”.
 
De este párrafo se desprende que, como norma general, es necesario esperar a que el periodo de vigencia de la póliza finalice, antes de que la fecha de renovación tenga lugar. Por norma general, las compañías aseguradoras suelen enviar una notificación a sus clientes con cierta antelación para informarles de las nuevas condiciones del seguro. No obstante, la ley no deja lugar a dudas sobre cuál es el plazo para dar de baja un seguro de hogar y para que la cancelación se tramite adecuadamente, es recomendable avisar a la aseguradora un tiempo antes del mes que establece la norma. 
 

¿Cómo cumplir con el plazo para dar de baja un seguro de hogar? 

Una vez que se conoce con cuánto tiempo es necesario comunicar a la compañía la intención de no renovar la póliza, es preciso saber que la notificación se debe hacer por escrito. En dicho documento deben constar los datos identificativos del tomador (nombre y apellidos, DNI e información de contacto), así como el tipo y número de póliza. 
 
Las vías que se consideran aptas para recibir esta comunicación son por correo ordinario, teléfono, fax o a través de un formulario web que muchas aseguradoras ponen a disposición de sus clientes. En el caso de que se utilice el correo ordinario es aconsejable decantarse por la opción de certificado para asegurarse que el escrito llega a su destinatario. 
 
Aunque en ciertas ocasiones exista la creencia popular de que es posible utilizar otros métodos para proceder a la cancelación del seguro, como por ejemplo dejar de pagar la prima o devolviendo los recibos de algunos meses, lo cierto es que únicamente se puede realizar como establece la ley. 
 
En cualquier caso, si existen dudas sobre cómo proceder a la rescisión del seguro de hogar, además de consultar la ley, en las condiciones generales y particulares de la póliza también se establecen los requisitos que se deben cumplir. 
Back to top