Skip to Content

Qué incluir en el seguro de tu casa en función de la vivienda

manos sobre una casa en miniatura
Aunque los seguros de hogar no constituyen una póliza obligatoria, es altamente recomendable contar con uno para estar protegido frente a los imprevistos que suelen ocurrir en la vivienda. Cuando hablamos de seguros, es inevitable afirmar que cuanto más completos sean las coberturas y servicios, se puede vivir con un mayor amparo y tranquilidad. 
 
No obstante, es preciso realizar una valoración de las necesidades particulares para incluir en el seguro solo las coberturas que pensemos que son importantes según nuestros hábitos y el tipo de vivienda. Lógicamente no tiene sentido que contratemos algunas garantías que no vamos a utilizar, dado que no tienen ninguna relación con la situación personal actual. 
 

¿Qué debe incluir un seguro de hogar de forma básica? 

  • Responsabilidad civil: se trata de una cobertura básica que siempre debe incluirse en cualquier seguro de hogar, ya que cubre los daños ocasionados a terceros tanto por algún desperfecto en la vivienda como por sus ocupantes. 
  • Daños materiales: teniendo en cuenta que las averías por agua, rotura de cristales, incendio, explosión, daños por fenómenos atmosféricos o de cualquier otro tipo están a la orden del día, la póliza debe incluir esta garantía de forma obligatoria. 
  • Atascos: al igual que en el caso anterior, casi ninguna vivienda se libra de sufrir una obstrucción en alguna tubería o desagüe a lo largo de su vida útil. 
  • Robo: todos los habitantes pueden estar tranquilos sabiendo que cuentan con esta cobertura. En la mayoría de los casos contempla los daños derivados de un robo o de su intento, hurto o apropiación indebida, tanto dentro como fuera de la casa para proteger los objetos personales. 
  • Defensa jurídica: contar con un servicio de este tipo en el seguro de hogar es una gran ayuda para aquellos casos en los que sea necesario realizar una reclamación o iniciar un proceso judicial. 
 

Otras coberturas complementarias que debe incluir un seguro de hogar 

En el caso de que queramos contar con una protección extra, ya sea porque el continente o el contenido de la vivienda tienen un alto valor, conviene añadir otras coberturas opcionales a la póliza. Entre éstas podemos destacar: 
 
  • Servicio de asistencia informática: esta cobertura permite contar con asistencia profesional para solventar cualquier incidencia, así como para recuperar datos que se hayan perdido. 
  • Todo riesgo tecnológico: incluyendo esta cobertura en un seguro de hogar, la rotura accidental de los aparatos de telefonía, informática, así como de imagen y sonido queda cubierta. 
  • Desplazamiento temporal de los bienes asegurados: este servicio es muy útil en aquellos casos en los que sea necesario mover mobiliario y joyas de un lugar a otro. 
  • Cobertura de garantías complementarias: en este conjunto se incluiría la pérdida de alimentos refrigerados por falta de suministro eléctrico o sustitución de cerraduras por robo o pérdida de las llaves, entre otros casos. 
  • Servicio de protección digital: a pesar de utilizar siempre Internet con el máximo cuidado, nunca está de más contar con una protección completa para determinadas situaciones como pueden ser borrar el rastro en la Red o proteger a los menores en caso de acoso digital. 
  • Asistencia familiar: algunos seguros de hogar incluyen entre sus coberturas un servicio que pone a disposición de la familia el personal sanitario, doméstico o docente que necesite. 
Back to top