Skip to Content

A quién recurrir si te estropean el equipaje

cinta de recogida de equipaje
Al facturar una maleta durante un viaje en avión, nos arriesgamos a no tenerla disponible en las condiciones que esperamos al llegar al destino. Si sucede que nuestro equipaje se pierde, nos lo entregan con retraso o sufre algún desperfecto durante el trayecto, siempre es necesario defender nuestros derechos como consumidores y reclamar a las compañías aéreas para que admitan su responsabilidad en casos como éstos. 
 
Aunque el proceso de reclamación es largo y en ocasiones desesperanzador, no hay que bajar la guardia y seguir insistiendo tantas veces como sea necesario, ya que cuando el equipaje sufre algún desperfecto, el usuario tiene la razón. Según indican desde Aena, “la compañía aérea es responsable del daño causado en caso de destrucción, pérdida o daños del equipaje facturado cuando el hecho que haya causado el daño se haya producido a bordo de la aeronave o mientras el equipaje facturado se encuentre bajo la custodia de la compañía”.
 
Sin embargo, no se podrán exigir responsabilidades a la empresa cuando el daño del equipaje se deba a un defecto del mismo. Lo mismo ocurre cuando el percance sucede en una maleta no facturada, en cuyo caso la compañía sólo se responsabilizará del que haya sido originado por algún factor o personal de la propia compañía. 
 

Pasos para reclamar el deterioro de un equipaje 

  1. El primer paso consiste en dirigirse hacia el mostrador de la compañía aérea para presentar el Parte de Irregularidad de Equipaje (P.I.R.). Esta gestión es un requisito imprescindible para que la empresa tramite la incidencia.  
  2. También hay que entregar una reclamación por escrito a la compañía aérea donde se exija una indemnización por los daños ocasionados en la maleta. El plazo para realizar esta formalidad es de 7 días desde que se recibió el equipaje facturado. 
  3. Si has realizado un vuelo con dos o más compañías diferentes, las dos reclamaciones anteriores, puedes presentarlas ante cualquiera de ellas, ya que todas son responsables. 
  4. En el caso de que la compañía no se pronuncie al respecto o la respuesta ofrecida no se amolde a nuestras necesidades, podemos interponer una demanda por la vía judicial en el plazo de dos años. 
  5. Es importante tener en cuenta que si algún objeto personal de la maleta ha sido robado, deberemos poner una denuncia en la comisaría de policía lo antes posible. 
  6. No olvides que necesitarás tu billete y el número de facturación de la maleta durante todo el proceso, así como las copias de todas las reclamaciones presentadas en el caso de que inicies un procedimiento judicial. 

Indemnización máxima por daños en el equipaje 

Por norma general, el límite en la indemnización por destrucción del equipaje se sitúa en torno a 1.300 euros. En el caso de que vayamos a facturar una maleta cuyo valor sea superior a esta cuantía máxima, será preciso declarar un valor especial del equipaje en el momento de facturar, abonando el correspondiente suplemento. Lo habitual es que el personal de la compañía realice las comprobaciones y valoraciones oportunas del contenido de la maleta. 
Si este tipo de procesos de reclamación te resultan demasiado complicados, puedes solicitar asesoramiento en las asociaciones de consumidores y usuarios, o bien, si cuentas con un seguro de MAPFRE hogar, puedes beneficiarte de la cobertura de defensa jurídica que ampara al asegurado en los casos de reclamación de daños. 
Back to top