Skip to Content

¿Cubre mi seguro de hogar el cambio de cerraduras?

cambio de cerradura en una puerta
La vivienda es uno de los bienes más importantes que se pueden tener, por lo que contar con una protección adecuada es una garantía para vivir con una mayor tranquilidad. En el momento de elegir un seguro de hogar no sólo es suficiente contar con las coberturas básicas, sino que es altamente recomendable optar por una póliza que ofrezca otras garantías complementarias. 
 
Aunque a priori pueda parecer una cobertura innecesaria, en algunos momentos, la sustitución de cerraduras por robo o pérdida de las llaves por parte de la aseguradora constituye una gran ayuda. Además, el cierre de una casa es un tema serio, por lo que es fundamental contar con asistencia urgente para que los profesionales idóneos acudan a solventar el problema en el menor tiempo posible. 
 

Papel del seguro de hogar en el cambio de cerraduras

Antes de solicitar este servicio a la compañía de seguros es primordial comprobar en las condiciones generales que efectivamente esta cobertura está incluida en la póliza. Si es así, por norma general, el cambio de cerradura queda cubierto en los siguientes casos: cuando se produce un robo o hurto en la vivienda o alguno de los miembros de la familia ha sufrido un atraco en el que le han robado las llaves o las ha perdido de forma involuntaria. Es preciso destacar que los actos vandálicos también se contemplan, como por ejemplo si terceras personas han puesto silicona en la cerradura que impide entrar en el inmueble.  
 
Sin embargo, por norma general el seguro no se hace responsable de este trabajo cuando la causa sea el deterioro o el mal funcionamiento de la cerradura, así como cuando se desea incrementar la seguridad en la casa con un cierre de mayor protección o por motivos estéticos de la puerta. En general, el seguro de hogar no cubre el cambio cuando el problema no se debe a un factor externo al propietario o a los habitantes de la vivienda.  
 
En función del procedimiento que establezca la aseguradora, es posible que simplemente haciendo una llamada se encargue de enviar un cerrajero para cambiar la cerradura, sin necesidad de abonar ninguna cantidad de dinero. Sin duda esta es la forma más cómoda para el cliente, aunque en otros casos hay que contactar con un cerrajero de forma particular, abonar el coste y después reclamar a la compañía el reembolso de la factura. 
 
Por lo tanto, antes de realizar ninguna acción, es muy importante tener claro los requisitos que establece el seguro para cubrir un servicio de cerrajería. Cuando las aseguradoras cuentan con su propio equipo de profesionales, lo más común es que no acepten las facturas de otros cerrajeros. En este caso, si se ha contactado con un experto ajeno puede ocurrir que la compañía no abone el importe del arreglo porque no se ha seguido su procedimiento. 
 
En MAPFRE contamos con los seguros de hogar más completos y también con un equipo de cerrajeros en todas las ciudades que prestan servicio las 24 horas del día, los 365 días del año. Entre los trabajos no sólo se encuentra la sustitución de cerraduras, sino también la reparación, la apertura de puertas y el cambio de bombines. 
Back to top