Skip to Content

Rejas para las ventanas, ¿merece la pena?

ventanas con rejas
Las rejas para ventanas son recomendables, entre otras razones, por el nivel de seguridad que aportan. Estos elementos actúan como barrera para evitar que personas ajenas a la casa puedan acceder. Aunque depende de cada caso, en muy pocas ocasiones se suelen utilizar con fines estéticos o de estructura, sino que su objetivo fundamental es incrementar la protección de la vivienda complementando los cerramientos convencionales que pueden ser atacados con mayor o menor dificultad. 
 
Instalar un enrejado en las aberturas de un inmueble es especialmente aconsejable cuando el mismo se encuentra ubicado en lugares poco accesibles o por donde no transita apenas gente, como, por ejemplo, una segunda residencia o un edificio de oficinas o almacenes en un polígono industrial. Del mismo modo, las viviendas que se encuentran en las plantas bajas, en los primeros pisos o que tengan acceso directo también deberían contar con estas piezas protectoras. 
 

Ventajas de las rejas para ventanas 

  • Como hemos comentado, el principal beneficio de las rejas para ventanas es sentirse seguro en el propio hogar. Además de evitar la entrada de terceras personas, los barrotes también actúan como elemento disuasorio de las intenciones de los ladrones. 
  • Los enrejados siempre están fabricados con materiales muy resistentes. Su estructura se mantiene intacta a pesar de los golpes y los intentos de corte, así como frente a los factores exteriores, como el polvo, la lluvia, la humedad, etc., evitando la corrosión. 
  • Las rejas para ventanas no solo son importantes desde el punto de vista de la seguridad en el hogar, sino que también constituyen una protección para el cristal. Cuando se instalan es más complicado que el vidrio se rompa por el impacto de una piedra, un balón, etc. 
  • En la actualidad, existen multitud de empresas que se dedican a la fabricación de rejas, por lo que siempre se puede encontrar el diseño perfecto para aportar un toque decorativo a las ventanas. Gracias a los nuevos procesos que se emplean es posible conseguir un resultado totalmente estético que se aleja del que siempre ha caracterizado a las rejas de protección. 
  • El precio de las rejas para ventanas no suele ser demasiado alto en comparación con las ventajas que ofrece. No obstante, hay que tener en cuenta el número de aberturas que se pretenden cubrir, así como las medidas de las mismas. 
  • El mantenimiento de estos elementos es realmente sencillo: tan solo hay que limpiarlos con agua y jabón, y aplicar un producto anticorrosivo o pintarlos cada cierto tiempo para que se mantengan intactos durante mucho más tiempo. 
 

Las rejas y el seguro de hogar 

Además de instalar rejas en las ventanas, la protección total de una casa se consigue contratando un seguro de hogar.
 
A la hora de firmar el contrato del seguro, la compañía realiza una valoración del riesgo para establecer las condiciones económicas y de cobertura a partir de la información que ofrece el cliente sobre las características de la vivienda. Entre los datos del inmueble se encuentran la dirección, el año de construcción, el tipo de edificación, la superficie construida, el uso que se le da, la planta donde se ubica, etc. En este sentido también se tienen en cuenta las protecciones contra incendios y robo disponibles, como las rejas en las ventanas que actúan como protección física y que funcionan como eximente del nivel de riesgo.  
Back to top