Skip to Content

Consejos para asegurar el cobro de tu alquiler

seguro cobro alquiler

Si ya cuentas con un inmueble en régimen de alquiler o has decidido arrendar tu vivienda para beneficiarte de unos ingresos mensuales extra, seguro que te preocupa cómo van a actuar los inquilinos una vez que entren en tu propiedad. Y es que la morosidad es uno de los aspectos que más importan a los arrendadores, así como los desperfectos que puedan causar en su hogar. De esta manera, para protegerte de antemano ante este tipo de personas puedes seguir estos consejos para asegurar el cobro de tu alquiler:

  • No te fíes de las apariencias: Cuando una persona interesada en alquilar tu vivienda se pone en contacto contigo o va a visitar el inmueble no puedes fiarte de la primera impresión o de sus apariencias. Es importante que conozcas, al menos, algunos detalles como cuál es su estabilidad laboral o cuáles son sus ingresos, solicitando una nómina o una copia de su contrato de trabajo. Además, de esta manera, también puedes calcular si con los ingresos brutos que percibe mensualmente va a poder hacer frente al pago de las rentas.

  • Solicita una fianza: Según la Ley de Arrendamientos Urbanos “a la celebración del contrato será obligatoria la exigencia y prestación de fianza en metálico en cantidad equivalente a una mensualidad de renta en el arrendamiento de viviendas”. Sin embargo, para más seguridad, puedes solicitar dos o más mensualidades.

  • Uno de los consejos para asegurar el cobro de tu alquiler que puede solucionar tus problemas ante el impago de las rentas es solicitar un aval bancario o un aval personal al futuro inquilino:

    • Aval bancario: Este documento debe solicitarlo el arrendatario en la entidad bancaria y puede corresponder a varios meses de alquiler, normalmente se hace de 3 ó 6 meses. Así, en caso de impago, puedes ejecutar el aval. 
    • Aval personal: En este caso es una tercera persona, que no tiene por qué vivir en la vivienda, la que se compromete a responder ante el impago del alquiler del inquilino. Puedes reclamarle la deuda al inquilino o a su fiador. 
  • El arbitraje en el contrato de alquiler: A través del arbitraje ambas partes firman un anexo en el momento de formalizar el contrato y acuerdan que en caso de conflicto o impago se someterán a la decisión que tome un árbitro imparcial. El inconveniente de esta medida es que no es obligatorio para arrendador y arrendatario cumplir lo establecido. 

  • Contratar un seguro de alquiler: El seguro de protección de alquileres te protege del impago de las rentas hasta en 12 meses y de los desperfectos malintencionados que el inquilino pueda causar en tu vivienda. Además, cubre la defensa jurídica en los conflictos derivados del alquiler, entre otras garantías.

De esta manera, a través de estos consejos para asegurar el cobro de tu alquiler, puedes obtener el máximo rendimiento de tu vivienda y disfrutar de todas las ventajas que actualmente te ofrece el mercado. 

Back to top