Skip to Content

Las 8 enfermedades más comunes en perros y gatos y cómo tratarlas

un perro y un gato en el veterinario
Al igual que los humanos enfermamos con mayor o menor asiduidad, a los animales también les sucede lo mismo. Tanto los perros como los gatos pueden padecer algunas enfermedades comunes, pero sin embargo, aunque esos casos ya los tengamos controlados, nunca está de más prestar atención a cualquier síntoma que presente el animal. 
 
En caso de vómitos, diarreas, falta de apetito continuado, somnolencia, anomalías a la hora de orinar, pérdida de pelo, etc., es fundamental acudir al veterinario cuanto antes para que éste puede realizar un chequeo completo y diagnosticar lo que le sucede a la mascota
 

Enfermedades más comunes de los perros 

  • Moquillo: se trata de una enfermedad originada por un virus y se contagia por los fluidos del animal afectado. Los principales síntomas del moquillo son decaimiento, fiebre, diarrea, pérdida de apetito y erupciones en la piel. En un nivel más grave, también es posible que el perro sufra convulsiones e incluso parálisis. Para evitar que nuestra mascota padezca esta dolencia, hay que ponerle la vacuna correspondiente y si notamos alguna manifestación, llevarlo al veterinario inmediatamente para que realice algunos cuidados, ya que no existe tratamiento. 
  • Otitis: en este caso se inflama el oído del perro como consecuencia de diferentes motivos, como por ejemplo una bacteria, una infección o por rascarse enérgicamente. Los indicios de la otitis son picores en la zona, enrojecimiento, secreciones, etc. La mejor forma de tratar la otitis es limpiar el oído adecuadamente y aplicar los productos que haya indicado el veterinario. 
  • Dermatitis: si el perro se rasca a menudo de una forma inusual, lo más probable es que sufra dermatitis causada por alguna alergia o trastorno en su organismo. Lo primero que hay que hacer es cerciorarse de que no es caspa y posteriormente, visitar al veterinario en el caso de que el picor y/o el enrojecimiento de la piel no remita. 
  • Leishmaniosis: esta enfermedad se contagia a través de un mosquito y afecta directamente a la piel. La leishmaniosis se presenta con úlceras, zonas sin pelo, pérdida de peso, diarrea, vientre inflamado, etc. Dado que no existe una vacuna contra esta enfermedad ni un tratamiento 100% eficaz, lo más recomendable es utilizar productos antiparásitos. 
 

Enfermedades más comunes de los gatos 

  • Alergia: en muchas ocasiones, hablar de los gatos parece ser sinónimo de alergia y no sólo la que ellos pueden llegar a causar, sino también la que padecen. Si la mascota sufre esta dolencia, los síntomas más comunes son tos, mucosidades, dificultad para respirar, lagrimeo de ojos, picores, etc. Si somos capaces de identificar el agente que está provocando la alergia, solo hay que eliminarlo del entorno para que el animal se vuelva a encontrar bien. 
  • Gripe: los resfriados son otra de las enfermedades que más padecen los gatos. Los indicios son los mismos que en el caso de los humanos y para solventarlo, lo más recomendable es acudir al veterinario, sobre todo si es la primera vez que le ocurre. 
  • Conjuntivitis: esta dolencia es realmente molesta para los ojos del minino y su visión. Lo más habitual es que aparezcan muchas legañas, le lloren los ojos constantemente o los tenga enrojecidos. Para que no se convierta en un problema más grave, es fundamental seguir las indicaciones de un profesional. 
  • Problemas gastrointestinales: esta enfermedad tan común puede aparecer por una infección, un virus o simplemente porque el gato haya comido alimentos  en mal estado. Los síntomas más evidentes son vómitos, diarreas, debilidad, etc. Es muy importante ir al veterinario lo antes posible para evitar que el animal se deshidrate. 
Back to top