Skip to Content

Alegra tu hogar con estos pájaros domésticos

Periquito
“Un águila para un emperador, un gerifalte para un rey, un halcón (peregrino) para un conde, un esmerejón para una dama, un azor para un hidalgo, un gavilán para un sacerdote...”. La cetrería fue reconocida en 2010 por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. De hecho, la domesticación de aves rapaces lleva más de cuatro mil años al lado de las personas, ayudándonos a cazar.
 
Junto con los perros y los caballos, los pájaros de especies rapaces han sido de los animales más útiles y su uso se remonta a tiempos faraónicos. Siempre fueron vistos como un símbolo de estatus y poder, dominar a las más salvajes de las aves para que nos sirvieran en nuestros propósitos.
 
Es posible tener legalmente a un ave rapaz, pero hace falta pasar por ciertos procesos administrativos y conseguir una licencia que nos permita adquirir una de un criador. Capturar un ave salvaje es siempre ilegal. Si estamos interesados en tener a una elegante águila, un veloz halcón o un grácil gerifalte en nuestra posesión, es imprescindible acudir a las inspecciones de comercio provinciales, CATICE, para conseguir un permiso para tener una especie silvestre. Este permiso es especial para cada animal, si tienes más animales exóticos de compañía, necesitarás gestionarlos de manera individual.
 
Sin embargo, las rapaces son pájaros que requieren muchos cuidados y una dieta controlada. No son la opción más práctica para quien quiera añadir a un compañero alado a su casa, especialmente si se vive en una ciudad y salir al campo es menos frecuente. Por ello, hemos elaborado una lista de vistosos pájaros que han demostrado con el paso del tiempo ser unos compañeros ideales.
 
1. Canarios
 
El pequeño canario es un favorito entre los pájaros domésticos. Originarios de las islas que portan su nombre, no fueron criados “en serio” hasta que llegaron a Alemania, dónde dieron con el tono amarillo tan reconocible. Pequeños, gráciles y cantores, los canarios son una opción ideal para quien quiera entrar en el mundo de la cría aviar. 
 
2. Jilgueros
 
Otro pequeño pájaro célebre por sus melodías es el jilguero. Aunque es de origen silvestre, es posible encontrarlo a través de criadores. Además, tiene secciones de colorido intenso en su plumaje, rojos y amarillos que lo hacen muy vistoso.
 
3. Pájaros del Amor
 
El Agaporni, también llamado ‘inseparable’, es un pequeño loro (llega a los 10 cm de longitud) con un vistoso plumaje. Es famoso por ser monógamo y vivir felizmente con su pareja. Aunque no lleguen a imitar con tanta claridad como sus primos mayores, sí que son capaces de reproducir sonidos y pequeñas melodías con cierta destreza. Su pequeño pico rojo es de lo más llamativo que tienen, además de su carácter sociable y juguetón.
 
4. Ninfa
 
La ninfa o carolina es un pájaro de la familia de los loros procedente de Australia. Con una cabeza amarilla y mejillas coloradas que contrastan con su plumaje blanco, dan un toque de exotismo a cualquier hogar en el que entren. Además, su temperamento es afable y poco ruidoso, a diferencia de otros de sus primos. Suelen vivir en parejas o colonias, y son aves tan fáciles de criar como bellas.
 
5. Eclectus
 
Otro pájaro de la familia de los loros, el Eclectus es un pájaro menos conocido que sus primos los periquitos, guacamayos, cacatúas o loros (todos buenas opciones para tener en compañía). Originario de Asia, sus colores espectaculares te maravillarán. Es una especie que tiene domorfia sexual, es decir, que machos y hembras son rápidamente identificables: ellos son verdes esmeralda con los laterales rojos; ellas una mezcla de azul  con rojo muy intensos.
 
Si estás pensando en añadir un pequeño pájaro domestico a tu hogar para disfrutar con sus cantos o divertirte enseñándole a hablar, recuerda que los Seguros de Mascotas MAPFRE tienen un amplio abanico de coberturas que incluyen las visitas al veterinario. Así, podrás disfrutar de sus melodías sabiendo que estará siempre a salvo.
Back to top