Skip to Content

¿Seguro médico para perros o iguala veterinaria?

Perro labrador marrón auscultado en veterinario
Antes de adoptar a una mascota, al igual que al realizar nuestra planificación familiar, deberemos tener en cuenta pros y contras, las posibilidades reales de nuestra agenda y los gastos que genera a nuestro bolsillo, tanto mes a mes como por posibles imprevistos. 
 
Hablemos de números: 
 
• Los hogares que incluyen mascota en España llegan a la mitad. 
• La esperanza de vida de un perro es de 12 años. 
• Gastamos entre 700 y los 1.500 euros al año (dependiendo del tamaño o la raza, con alimentación especial u otros condicionantes que eleven el coste) solo en mantenerlo. 
 
Es muy común preparar la casa para la llegada de tu mascota, en términos decorativos sobre todo (dónde dormirá, cuáles serán sus utensilios o vajilla para comer) pero lo referente a la salud, sigue sin dársele la merecida importancia. Un error que desemboca en abandono por falta de medios económicos, lo que supone el 13,2% de la tasa general. 
 
Para amortiguar el golpe del gasto a las familias, algunas clínicas veterinarias han optado por crear igualas o tarifas planas de sus servicios. 
 
Una iguala veterinaria suele incluir descuentos en alimentación, tratamientos o cirugías, así como desparasitaciones, un número determinado de consultas al mes o incluso algunas vacunas. Puede ser más o menos completa según la clínica que la oferte y un mismo centro puede ofrecer varias modalidades, según presupuestos. Pero una iguala nunca podrá ser considerada un seguro médico para perros, ni para ninguna de tus mascotas. 
 
Diferencias entre igualas y seguros para mascotas 
 
- Una iguala solo ofrece ventajas en sus instalaciones. Un seguro ofrece la posibilidad de ir a un gran número de clínicas veterinarias asociadas, en varias localizaciones. Algo muy a tener en cuenta ante desplazamientos por vacaciones, mudanzas o cambios de domicilio por motivos laborales.  
- La oferta solo incluye descuentos y facilidades para sus propios servicios. Un seguro médico para perros, por ejemplo, incluye responsabilidad del propietario y defensa jurídica ante desperfectos, daños y gastos por denuncias que pueda generar la mascota. Para tener canes cuyo peso superen los 20 kilos o ante perros potencialmente peligrosos, es recomendable un seguro de responsabilidad civil. 
- Una iguala no incluye pruebas diagnósticas o cirugía, mientras que un seguro cubre varios tipos de análisis e intervenciones, así como pruebas técnicas específicas e incluso la hospitalización. 
- Una iguala no contempla el robo o la pérdida del animal, ni por supuesto su fallecimiento. Todo eso puede estar incluido en un seguro para mascotas, incluso el sacrificio necesario del animal y la eliminación de su cadáver. Son temas de los que cuesta hablar, pero que hay que prevenir.
 
En definitiva, un seguro médico para perros, o incluso uno general para animales de compañía, es mucho más completo e incluye la tranquilidad de tener cubierta cualquier enfermedad o gastos de responsabilidad civil.
 
Otra opción, además de contratar un seguro independiente para el animal en cuestión, es incluir a tu mascota en tu Seguro de Hogar MAPFRE. Una manera cómoda de unificar seguros sin olvidarse de la salud de tu “mejor amigo”. 
Back to top