Skip to Content

Proteger a tus hijos del bullying

bullying

El bullying es un término inglés acuñado para definir el acoso escolar, una problemática muy grave por la que muchos padres se muestran preocupados. El miedo, la vergüenza o simplemente falta de confianza son algunas de las principales razones por las que los más pequeños se reservan que están siendo víctimas de esta práctica. Es por ello que proteger a tus hijos del bullying puede resultar muy complicado si no somos conscientes de que lo están sufriendo.

Es importante que ante cualquier situación complicada enseñemos a nuestros hijos a protegerse. Hemos de proporcionarles las herramientas necesarias para que puedan hacerle frente a cualquier problema que se les vaya presentando y, en caso de no poder solucionarlo, que acudan a los padres. Proteger a tus hijos del bullying comienza por enseñarles las diferentes formas por las que los que les rodean pueden agredirles y cuál es la forma y los instrumentos de que disponen para defenderse.

Algunas de las señales que pueden indicar que un niño está siendo víctima del bullying son las siguientes:

  • Inseguridad o temor a la hora de caminar hacia el colegio.

  • Descenso del rendimiento escolar.

  • Sufrir problemas de sueño o cambios en el apetito.

  • Aislarse o dar excusas poco convincentes sobre lo que pasa.

  • Moratones o rasguños sin explicación.

Para proteger a tus hijos del bullying es importante la comunicación directa con los pequeños. Solo así podremos ser conscientes de si están o no sufriendo acoso escolar. Además, debemos enseñarles estrategias de autoprotección durante la infancia pero sin que estas lleguen a suponer que los pequeños se enfrenten a los agresores para no provocar una reacción desmedida. Lo mejor, en estos casos, es ponerse en contacto con el centro escolar y trabajar en paralelo con ellos.

Siempre es muy importante que recordemos a los niños que pueden contar con nosotros en caso de necesitar ayuda. Se trata de una solución importante que pasa por restablecer la confianza en el pequeño. Para ello, es importante buscar una cualidad en la que destaque y mostrársela para que así se refuerce su confianza y autoestima. En cualquier caso, debes saber que para situación similares puedes contar con un seguro de protección jurídica familiar que te servirá de orientación y ayuda en caso de que seas víctima de alguna de estas prácticas.

Back to top