Skip to Content

Qué es y cómo rescatar mi plan de pensiones

Hucha de cerdo blanca rota con monedas esparcidas
Un plan de pensiones es un instrumento financiero de inversión y ahorro voluntario orientado a la jubilación, en el que, mediante aportaciones periódicas, por el importe y la periodicidad deseada, el inversor puede disponer de un capital o una renta  en el momento de su jubilación y en otros casos. Si te has preguntado “cómo rescatar mi plan de pensiones” es que quieres disponer de ese dinero antes de la jubilación, algo que es posible y que te contamos cómo hacerlo.
 

Rescatar un plan de pensiones

Los planes de pensiones tienen la ventaja de brindar al inversor la posibilidad de obtener un ahorro fiscal durante los años de aportación al plan reduciendo la base imponible del IRPF. Sin embargo, en el momento de rescate esa misma base se incrementa, porque el importe procedente del plan tendrá la consideración de rendimientos del trabajo. Además, las aportaciones realizadas no se pueden sacar en cualquier momento, sino solamente en los casos descritos en la Ley. 
 

¿Cómo rescatar mi plan de pensiones? 

Un plan de pensiones es una inversión a largo plazo para la jubilación, pero en circunstancias muy concretas y especiales, es posible sacar el dinero antes de que aquella se produzca. 
 
A los supuestos existentes anteriormente, el Gobierno, con la pretensión de estimular el ahorro y hacerlo compatible con las pensiones públicas, añadió a principios de este año, mediante el Real Decreto 62/2018, de 9 de febrero, la posibilidad de rescatar el dinero del plan de pensiones a partir del 2025 siempre que hayan transcurrido 10 años desde su primera imposición. 
 
En concreto, los casos en los que es posible recuperar el dinero del plan de pensiones antes de la jubilación, según la actual normativa, son por:
 
  • Invalidez laboral
  • Enfermedad grave
  • Muerte del partícipe
  • Paro
  • Pasados 10 años desde su contratación
 

Invalidez laboral

En el primer caso se puede recuperar el plan de pensiones justificando la situación de incapacidad permanente mediante una resolución administrativa o judicial firme que reconozca dicha situación. En los demás casos de invalidez, no se puede recuperar anticipadamente el dinero. 
 

Enfermedad grave

En el supuesto de enfermedad grave, esta deberá acreditarse mediante un certificado médico de la Seguridad Social o entidad concertada. Los derechos consolidados podrán rescatarse en un solo pago o en varios sucesivos, mientras se mantenga dicha situación debidamente acreditada.  
 

Muerte del partícipe

En caso de fallecimiento, el plan de pensiones pasará a manos del cónyuge o los herederos legales que podrán rescatarlo o mantenerlo. 
 

Paro

Estar en situación de paro no voluntaria debidamente acreditada, también permite rescatar el plan de pensiones. Para los casos de desempleo de larga duración los derechos consolidados podrán rescatarse en la misma forma que por enfermedad grave. No obstante, acreditar esta situación de desempleo por parte de algunos colectivos, como los autónomos, puede resultar bastante difícil. 
 

Pasados 10 años desde su contratación

La normativa actual permite, a partir de 2025, disponer anticipadamente del importe, total o parcial, de los derechos consolidados correspondiente a aportaciones realizadas con al menos diez años de antigüedad. Se tendrá en cuenta la aportación a 31 de diciembre de ese mismo año. Es decir, en 2025 se podrán recuperar los derechos consolidados del plan a 31 de diciembre de 2015. Y así, sucesivamente, en años posteriores. 
En los casos de jubilación parcial o jubilación anticipada, que cumplan con los requisitos para poder obtenerlas, también se podrán recuperar los ahorros del plan de pensiones, pero sólo en el caso de que así se prevea explícitamente en el reglamento del plan. 
 

Modalidades para rescatar un plan de pensiones

En cualquiera de los casos, al recuperar el plan de pensiones de forma anticipada también habrá que pagar impuestos, y estos dependerán de la modalidad de recuperación que se haya elegido. Como decíamos al principio, las rentas que se reciban al rescatar un plan de pensiones incrementarán la base imponible del IRPF, porque se consideran rendimientos del trabajo. Por este motivo, es muy importante analizar la situación para saber cómo rescatar un plan de pensiones que produzca el mínimo impacto fiscal. 
 
Existen básicamente tres modalidades: 
 
  • En forma de capital, rescatando la totalidad de los derechos consolidados en un pago único. En este caso, el impacto fiscal del año es muy elevado.  
  • En forma de renta, es decir, cobrando una cantidad fijada a voluntad de manera periódica. El impacto fiscal es más progresivo, ya que la carga tributaria se reparte entre diversos ejercicios fiscales. Esta modalidad es, generalmente, la forma más ventajosa de rescatar un plan de pensiones.
  • También existe una modalidad mixta, que participa de las dos anteriores y consiste en recibir una parte de lo ahorrado en capital y el resto mediante una renta periódica.
 
En cuanto al impacto fiscal, como todo depende en realidad de la situación personal y familiar, lo aconsejable a la hora de rescatar un plan de pensiones es solicitar asesoramiento de un experto en fiscalidad para elegir la fórmula más conveniente.   
Back to top