Skip to Content

¿Qué tipos de ortodoncia existen y cómo elegir la adecuada?

dientes con brackets
Hoy en día ya no hay excusa para no presumir de una bonita sonrisa. La ortodoncia es una especialidad que nos ayuda a corregir una mala alineación de los dientes o problemas de mandíbula. 
 
Algunas de las razones más importantes para subsanar las anomalías dentales con ortodoncia son: la prevención del desgaste de la dentina, mejorar la masticación, conseguir una mayor higiene o prevenir problemas de gingivitis y periodontitis. A estos motivos hay que sumar obviamente la mejor apariencia estética que desemboca en una mayor autoestima. Si crees que necesitas mejorar tu dentadura, podrías consultarlo con tu dentista. Con un seguro dental, podrás conseguir un tratamiento de ortodoncia a un precio más accesible. 
 

Clasificación de los brackets en ortodoncia

- Brackets metálicos: éstos son los más comunes que se utilizan desde siempre. Están fabricados de acero inoxidable y se caracterizan por llevar ligaduras. Aunque no son el tipo de brackets más estético, su precio es el más económico. 
 
- Brackets estéticos o de zafiro: entre todos los tipos de ortodoncia, éste es el más discreto y eficaz. Tienen un precio ligeramente más alto que los anteriores, pero su apariencia transparente los convierten en la mejor opción. Están fabricados con cristal de zafiro, de tal forma que se mimetizan con el color de los dientes. Otras de las ventajas de estos brackets son que no se colorean con las comidas y que además, resultan mucho más cómodos que los de metal dado que su superficie es más suave. 
 
- Brackets linguales: este modelo de ortodoncia es totalmente invisible, ya que se coloca detrás de los dientes. Estos brackets se fabrican uno a uno de forma totalmente personalizada para adaptarse a la forma de cada diente. Sus principales beneficios radican en los resultados extraordinarios que se consiguen, gracias a su precisión y rapidez. Sin embargo, los materiales y la técnica tan rigurosa hacen que su precio sea uno de los más altos. 
 
- Brackets autoligables: estos brackets, en lugar de llevar ligaduras, presentan una sujeción diferente a través de una especie de anclaje que conecta los mismos con el arco, el elemento que realiza la presión sobre los dientes. La principal ventaja de este tipo es que se consiguen los resultados esperados mucho más rápido.
 
- Invisalign: este nombre hace referencia a las férulas transparentes que se pueden quitar para comer y lavarse los dientes. Son transparentes y deben diseñarse a medida de cada paciente. Es una buena opción para alinear los dientes y disfrutar al mismo tiempo de una mayor higiene y comodidad. 
 

¿Cómo elegir la mejor ortodoncia?

Una vez que ya conoces los diferentes tipos de ortodoncia que existen, es necesario que valores algunos factores antes de tomar una decisión, como por ejemplo, la apariencia estética al llevar los brackets, la comodidad a la hora de masticar, la duración del tratamiento o el precio. 
 
También existen otras circunstancias, entre las que hay que destacar la edad o la gravedad del problema, que llevarán al odontólogo a recomendar un tipo de brackets u otro. Para ello será necesario someterse a un estudio completo para analizar la estructura dental y bucal de cada persona en particular.
 
Por suerte, gracias a los avances en la materia, ya podemos elegir entre diferentes tipos de ortodoncia enfocados a adultos y no contar sólo con los tradicionales que estaban pensados fundamentalmente para niños. 
Back to top