Skip to Content

¿El seguro de bici cubre a mi hijo si lo llevo en una silla homologada?

madre con hijo en bicicleta
¿Te encanta moverte en bicicleta pero tienes niños y por ello crees que tienes que renunciar a este tipo de vehículo? En absoluto. La solución está en las sillas de bici para niños que permiten que el pequeño te acompañe de una forma totalmente cómoda y segura mientras tú pedaleas, acompañados por supuesto de un seguro de bicicleta
 
Estos asientos diseñados especialmente para niños se pueden instalar en la parte delantera o trasera de la bicicleta y son de una sola plaza. Según la normativa, un ciclista mayor de edad solo puede transportar a un niño de hasta 7 años, normalmente con un peso que oscile entre 9 y 22 kilos. A pesar de que un menor con 8 o 9 meses ya cuenta con el peso mínimo, los fabricantes de este tipo de sillas recomiendan usarlas a partir del año de edad. 
 
Los padres deberán valorar si el pequeño cuenta con las características físicas idóneas para transportarlo en un asiento para bicicleta o no. Es muy importante comprobar que su cabeza se mantiene recta, sin olvidar que el niño debe llevar casco de forma obligatoria. 
 
Asimismo, el asiento adicional de la bici debe estar homologado y a la hora de utilizarlo, es aconsejable seguir algunas recomendaciones para incrementar la seguridad y la comodidad del pequeño:
 
- Dado que la normativa actual no permite llevar a dos niños al mismo tiempo en la bici, tendrás que decidir qué tipo de silla (delantera o trasera) se adapta mejor a tus necesidades y modelo de bicicleta. 
 
- A la hora de comprar el asiento adicional es preciso cerciorarse de que el sistema de fijación es compatible con la bicicleta donde se instalará. 
 
- La silla debe tener respaldo y reposabrazos. Además, si el asiento es acolchado, aumentará el confort del niño. 
 
- El diseño de la sillita debe impedir que los pies del niño toquen alguna parte de la bicicleta y se origine una situación accidental. 
 
- El sistema de sujeción del menor a la silla debe tener un mecanismo de apertura seguro para que el niño no pueda abrirlo, normalmente entre 3 y 5 puntos de cierre. 
 
- Colocando pegatinas reflectantes en el asiento del pequeño conseguiremos que los otros conductores nos vean con mayor facilidad. 
 

¿Cómo moverse en bici con un niño con más seguridad?

Desgraciadamente, los ciclistas son los usuarios de la vía que se desplazan con una mayor vulnerabilidad. Dado que las bicis no están exentas de sufrir accidentes, es de vital importancia contratar un seguro de bicicleta que ofrezca todas las garantías necesarias para disfrutar del trayecto sin preocuparse por los posibles percances que puedan ocurrir. Lo ideal es elegir una póliza totalmente personalizada que se adapte a las necesidades de cada persona, aunque a grandes rasgos, estos seguros deben incluir lo siguiente: 
 
- Daños que pueda sufrir tanto el ciclista y su acompañante como la bicicleta en caso de accidente. Haciendo referencia a la cuestión que nos planteamos sobre si el seguro de bici cubre a un pequeño que vaya en una silla homologada, hay que especificar que la compañía aseguradora ampara este tipo de incidentes siempre que el niño se desplace en la bicicleta con las medidas de seguridad obligatorias que hemos comentado anteriormente. 
 
- Responsabilidad civil en la que pueda incurrir el asegurado. 
 
- Indemnización en caso de pérdida total de la bicicleta como consecuencia de un accidente o robo.
 
- Asistencia en viaje a partir del kilómetro 0 desde el domicilio habitual y con cobertura a nivel mundial.
 
- Defensa jurídica. 
 
- Servicio de orientación médica telefónica. 
 
Además de las coberturas obligatorias y otras opcionales que quieras añadir a tu póliza, también es recomendable a la hora de elegir compañía aseguradora, los servicios adicionales que ésta pueda ofrecer al contratar un seguro de bicicleta, como pueden ser la posibilidad de realizar un estudio biomecánico de la pedalada o la prueba para comprobar la fisiología del esfuerzo. 
Back to top