Skip to Content

¿En qué casos hay que tener un seguro obligatorio de caza?

Silueta de hombre con rifle de caza
En la actualidad existe un sin número de actividades para el entretenimiento, y salir de caza en una de ellas. De hecho, en España, la caza representa uno de los principales motores de la economía rural. Como cualquier otro deporte o actividad al aire libre, la caza conlleva ciertos riesgos. Enfrentar a un animal llevando un arma de fuego en la mano puede llegar a ser bastante peligroso. Y no solo para el cazador sino también para terceras personas. Es precisamente por la peligrosidad que implica esta actividad que existe el seguro obligatorio de caza
 
Para cazar de forma legal en España es necesario tener una licencia de caza, la cual expiden las Comunidades Autónomas. Pero también debes saber que para poder optar por dicha licencia no solo deberás tener la licencia de armas y otros justificantes. También deberás tener obligatoriamente un seguro de responsabilidad civil para poder practicar la actividad. 
 
Tal como sucede con otro tipo de seguros, como el seguro de embarcaciones neumáticas, por ejemplo, el seguro obligatorio de caza solo está obligado a cubrir la responsabilidad del cazador frente a los daños de tipo corporal que pudiera ocasionar a terceros. Claro que adicionalmente también podrías optar por un seguro que ofrezca otras coberturas. 
 
Seguro obligatorio de caza: ¿cuándo es necesario?
 
La respuesta a esta interrogante es simple: siempre. Es decir, siempre que portes un arma de fuego para cazar, con tu respectiva licencia, deberás tener contratado un seguro de responsabilidad civil. Esto ha quedado establecido en la Ley 1/1970 de Caza y su Reglamento. 
 
El objeto de este seguro obligatorio de caza que cada participante de una cacería cuente con un recurso para que, si ocurre un accidente, se puede indemnizar a las posibles víctimas. No obstante, vale acotar que, aunque el cazador posea su seguro de responsabilidad civil, no tendría por qué hacerse cargo de daños que hayan sido causados por culpa o negligencia del perjudicado. 
 
Por otro lado, si bien el seguro obligatorio de caza está diseñado para proteger al asegurado frente a las reclamaciones de daños ocasionados a terceros, esta protección solo aplica a daños corporales ocasionados por el tomador o por los perros de caza que lo acompañen. Esto significa que, si el cazador utiliza un perro de caza para su actividad y este genera daños, la aseguradora tomará responsabilidad por ellos. 
 
También es importante saber que no todas las personas que participen en las cacerías deben contar con un seguro obligatorio de caza. Si acudes a este tipo de actividades como acompañante, ojeador o perrero no tendrás que contratar un seguro. Solo las personas que vayan a portar armas serán las que obligatoriamente deberán contar con el seguro. 

¿Qué otro tipo de cobertura se exige para el seguro obligatorio de caza?
 
Para saber qué tipo de seguro obligatorio de caza necesitas, debes tener en cuenta la localidad donde cazarás. En la mayoría de las Comunidades Autónomas solo exigen de forma obligatoria el seguro de responsabilidad civil. Sin embargo, hay otras tantas comunidades que exigen otro tipo de cobertura a los cazadores.
 
Por esta razón muchas aseguradoras suman otras coberturas a la de la responsabilidad civil. Una de ellas es la responsabilidad civil voluntaria del cazador, que amplía la cuantía de cobertura establecida por el seguro obligatorio de caza. Lo que significa que además de la cobertura de los daños corporales ocasionados a terceros, también se cubren daños materiales y gastos que excedan el límite obligatorio.
 
Los seguros que van más allá de la obligatoriedad de la responsabilidad civil también pueden incluir cobertura para defensa jurídica, para accidentes personales del cazador, para daños al perro de caza, para la protección de las armas, entre otras cosas.
 
Es importante que tengas en cuenta que el seguro obligatorio de caza no tiene validez fuera de España. Ni siquiera las pólizas extendidas ofrecen necesariamente esta opción. Por ello, los cazadores que quieran practicar esta actividad en el extranjero deberán notificarlo a su compañía aseguradora para contratar una cobertura adicional para el extranjero. Recuerda que los Seguros de Caza y Pesca de MAPFRE te aportarán una tranquilidad adicional en tu actividad deportiva.
Back to top