Skip to Content

¿Merecen la pena los seguros de viaje de aerolíneas low cost?

Aviones en un aeropuerto con un atardecer de fondo
Las llamadas aerolíneas low cost o de bajo coste son entidades que ofrecen volar a un menor coste. La diferencia de importe en el billete atrae a aquellos consumidores susceptibles al precio, pero disuade a aquellos que recelan de la posibilidad de que haya tanta diferencia económica respecto a las aerolíneas más tradicionales y piensan que puede ser debido a que se corren más riesgos. Que los vuelos que se contraten con estas empresas sean más baratos no significa que sean menos seguros. Todas las compañías de bajo coste que operan en la Unión Europea son inspeccionadas por organismos estatales, europeos e internacionales y se verifica que cumplen con los estándares de seguridad aérea. Por lo tanto, la diferencia de precio no implica menor seguridad. Aun así, como con todas las aerolíneas, tener un seguro de viajes en caso de adquirir vuelos baratos, puede ser un plus de tranquilidad.
 
Para aquellos que se preguntan cómo es posible que puedan ofrecer tickets con un coste tan reducido, la respuesta está en el servicio y las condiciones de compra. Las aerolíneas low cost ajustan al máximo la oferta y pueden poner a la venta vuelos a un precio muy bajo a cambio de que el consumidor deje de tener derecho a ciertas comodidades. Por ejemplo, los aviones de este tipo de empresa tienen una mayor densidad de asientos, lo que hace que los usuarios se sientan más ajustados y también tiene un menor tiempo de espera en tierra, lo que redunda en que hay menos tiempo para preparar el avión. Además, suelen operar en aeropuertos secundarios con tasas más bajas y no incluyen servicio de comida durante el vuelo. Otro punto diferencial es que la facturación del equipaje que no sea de mano tiene un coste a mayor.
 
Como podemos ver, las aerolíneas de bajo coste pueden permitirse vender los billetes más baratos porque limitan los servicios que ofrecen. Uno de los puntos donde también puede existir una menor atención es en el campo de los seguros de viaje. Las aerolíneas de bajo coste ofrecen por lo general el mínimo legal y a mayores dan la oportunidad de que se contrate un seguro de viaje más completo. Sin embargo, en el ámbito de los seguros de vuelo, contratarlos con este tipo de compañías no suele ser la mejor opción.
 
Aquellos usuarios que buscan un vuelo barato y no contratan un seguro a mayores después pueden tener grandes problemas en el caso de que se produzca un retraso, una cancelación o una pérdida de equipaje. Si por el contrario se quiere estar cubierto ante estas eventualidades, el seguro que ofrecen estas instituciones es significativamente superior al que podría contratarse con una aseguradora. Por esta razón aconsejamos que al comprar un billete de una aerolínea de bajo coste se contraten seguros de viaje a mayores con entidades especialistas. 
 
Si se busca un seguro que cubra aquello que la póliza básica de las aerolíneas no llega a tener en consideración, MAPFRE ofrece soluciones interesantes. Por un lado, con el Seguro de Viaje Temporal MAPFRE podrás tener cubierto no solo el vuelo, sino también toda la estancia por una cantidad más económica de que te ofrecerá por defecto cualquiera de las aerolíneas. De este modo tanto las maletas, como los posibles retrasos y hasta las personas podrán ser cubiertas conjuntamente de una manera económica. Otra opción interesante son los Seguros de Viaje de Cancelación de viajes MAPFRE, que complementa a aquellos que ofrecen las aerolíneas y que asegura que las condiciones para que se te devuelva el dinero sean más favorables, además de una atención al cliente personalizada. Por lo tanto, si quieres viajar barato, pero cubierto ante problemas, apuesta por una aerolínea low cost e incluye un seguro MAPFRE.
Back to top