Skip to Content

Cambiar de moneda sin perder dinero en tus viajes

persona cambiando billetes en una ventanilla
Cambiar dinero para viajar es una cuestión tan importante como comprar el billete de avión, reservar el alojamiento, contratar un seguro de viaje, tener el pasaporte en vigor o ponerse las vacunas obligatorias. 
 
Cuando se visita un país fuera de la zona euro, existen diferentes opciones para conseguir efectivo en su divisa. Según la alternativa que se elija, es necesario pagar una comisión mayor o menor por la gestión. Por ello, es recomendable pensar con cierta antelación en cuál es la mejor forma de realizar el cambio de moneda sin perder demasiado dinero. 
 

Planifica tus gastos y lleva algo de dinero cambiado desde España

Lo más recomendable es planificar con antelación los gastos del viaje. Teniendo esto en cuenta, se deben prever ciertos gastos que se pueden pagar con tarjeta y llevar una pequeña suma cambiada desde España. Después puedes ir obteniendo más dinero a medida que se va necesitando para que no sobre nada al final del viaje. 
 

Infórmate sobre el valor de la divisa

Si se planifica el cambio de moneda con la suficiente antelación, es posible investigar el valor de la divisa en diferentes momentos para elegir aquel en el que se puede obtener un mayor beneficio. Además, es importante informarse sobre sus particularidades, sobre todo en el caso de los países más exóticos. 
 

Revisa las comisiones que pueden cobrarte

Antes de cambiar dinero para viajar es muy importante conocer todas las comisiones que conlleva. En muchos casos, se incluyen ciertos recargos escondidos que aparecen en el último momento, por lo que se debe contar con toda esta información de antemano. 
 

Compara proveedores para encontrar el mejor cambio

También es recomendable comparar entre diferentes proveedores para analizar cuál es el que ofrece una mejor tasa de cambio. Estos precios no solo varían de un día para otro, sino también en función del lugar. ¿Dónde puedes cambiar dinero?
 
  • Banco habitual: lo más recomendable es realizar el cambio de moneda en la entidad bancaria donde se tenga abierta una cuenta. Normalmente, la comisión que se debe pagar en estos casos suele ser inferior e incluso nula si se mantiene una buena relación con la sucursal. En este supuesto es importante avisar con tiempo al banco porque lo más normal es que no dispongan de dinero en otras monedas para realizar el cambio de forma inmediata. 
  • Casas de cambio: tanto en España como en el país de destino son otra opción que puede resultar factible. Se debe tener en cuenta que cada una establece sus propias tasas, por lo que se debe valorar cuál es la más ventajosa. En la actualidad, es interesante decantarse por las casas de cambio online por las mejores condiciones que ofrecen y por la rapidez a la hora de realizar la operación. 
  • Aeropuertos: aunque también se puede realizar esta gestión en estos lugares, no es una alternativa que se recomiende demasiado. En estos espacios, el cambio suele ser bastante negativo para el cliente y, además, suelen exigir el pago de comisiones elevadas. 
  • Hoteles: la mayoría de los alojamientos suelen ofrecer este tipo de servicio, aunque es aconsejable utilizarlo solo en ocasiones puntuales y de emergencia, ya que las comisiones que establecen suelen ser muy altas. 
  • Cajeros: esta opción puede resultar una de las más cómodas para cambiar de moneda, pero se deben tener en cuenta las comisiones que aplican por sacar dinero en el extranjero con una tarjeta española.
Back to top