Skip to Content

Dónde cambiar de moneda para no perder dinero

persona cambiando billetes en una ventanilla
Cuando se trata de organizar un viaje al extranjero, no sólo es necesario reservar el vuelo, el alojamiento o planear la ruta, sino también considerar el presupuesto, entre el que se incluye el cambio de moneda. Es importante valorar que al cambiar euros por la divisa del país que vayamos a visitar siempre será necesario pagar un tanto por ciento por la gestión. No obstante, según la alternativa que elijamos, esta comisión será mayor o menor. 
 
Para conseguir un mayor ahorro en este sentido es fundamental ser previsor y no esperar a llegar al destino para realizar el cambio de divisas. En caso de hacerlo en el aeropuerto o en alguna casa de cambio del país en cuestión, será necesario hacer frente a un porcentaje realmente elevado. Debido a la necesidad urgente de cambiar dinero en ese momento, es bastante probable que estos sitios establezcan comisiones más altas que en otras circunstancias. 
 

¿Cuál es la mejor forma para hacer el cambio de moneda? 

Lo más recomendable es cambiar de moneda en la entidad bancaria donde tengamos abierta una cuenta y siempre hacerlo antes de emprender la ruta. Aunque con esta opción también haya que pagar un coste en beneficio del banco, siempre será inferior que en los casos que hemos comentado anteriormente. A pesar de que los tipos de cambio y las comisiones suelen estar preestablecidas, en función de la relación que se tenga con la sucursal será posible negociar estos aspectos para conseguir un cambio de divisas más favorable. 
 
En el supuesto de elegir esta solución, es importante avisar con el suficiente tiempo, ya que las entidades bancarias no suelen disponer de dinero en otras monedas para realizar el cambio de forma inmediata. Hay que tener en cuenta que cuanto más exótico sea el destino al que vamos a viajar, más tiempo será necesario hasta conseguir el dinero cambiado.  
 
No obstante, antes de solicitar el cambio a la moneda local del lugar de destino es recomendable analizar cuál es la cotización del euro en comparación con aquella. En Internet se pueden encontrar diferentes páginas que ofrecen esta información y de esta manera, sabremos con mayor detalle cuánto dinero conseguiremos con el cambio. 
 

Otros consejos aparte del cambio de moneda 

Para perder la menor cantidad de dinero posible, lo más aconsejable es cambiar una pequeña cantidad y realizar la mayor parte de los pagos durante el viaje con tarjeta de crédito o débito. De esta forma, el dinero que gastemos se ajustará con total probabilidad al cambio oficial del momento, sin necesidad de asumir porcentajes o comisiones. No obstante, aunque el establecimiento establezca alguna prima, siempre será inferior que la fijada en el cambio de moneda
 
Aunque esta decisión es la más práctica, siempre conviene consultar las condiciones de la tarjeta de crédito o de débito con el banco para cerciorarse de que su utilización en un país extranjero no supone ningún gasto extra. 
 
Por otro lado, no es conveniente sacar dinero en cualquier cajero del lugar de destino, ya que las comisiones son bastante altas. Si fuera necesario obtener una cantidad en metálico, es preferible acudir a una casa de cambio después de haber realizado una comparativa para encontrar alguna en la que se pueda obtener un mayor beneficio. 
 
Además de buscar las opciones que resulten más económicas, para disfrutar del periplo también es fundamental disponer de un seguro de viaje que incluya todos los servicios necesarios para solventar rápidamente cualquier contratiempo que pueda aparecer tanto antes como durante la experiencia. 
Back to top