Skip to Content

Las ciudades en las que mejor se come de Europa y sus platos típicos

barra de un bar con bandejas de pinchos
A la hora de planificar un viaje solemos buscar que el destino reúna una serie de requisitos en cuanto a rincones insólitos, monumentos fastuosos, museos peculiares y una cultura que nos aporte algún valor. En este listado, la gastronomía cada vez empieza a ocupar una mayor posición, tanto que en ocasiones simplemente se viaja para degustar nuevos sabores e ingredientes. 
 
El hecho de probar otros platos mientras se disfruta de unas merecidas vacaciones conlleva a que la experiencia sea totalmente inolvidable. La comida y bebida de una ciudad, además de suponer un gran reto para el paladar, también se puede ver como una recompensa después de largas horas recorriendo el lugar. 
 

Mejores ciudades para comer en Europa 

  • San Sebastián (España) 
Comenzamos por una de las ciudades españolas más populares por su gastronomía. Esta urbe del País Vasco conquista no sólo por su playa de la Concha o por la impresionante escultura Peine del Viento, sino sobre todo por su amplia y variada cocina donde se dan cita desde pescados o mariscos hasta todo tipo de verduras y hortalizas, e incluso carnes. 
 
Visitar San Sebastián significa obligatoriamente probar alguno de sus famosos pintxos, ya sea alguno tradicional u otros que representan la alta cocina en pequeño formato. Entre los alimentos más famosos y más deliciosos se encuentran el bonito del Norte, los pimientos de Gernika, el queso de Idiazábal, las guindillas de Ibarra y en cuanto a bebidas, el vino Txakolí. Con este listado de exquisitos productos se preparan platos tan sabrosos como el txangurro al horno, la merluza a la donostiarra, los chipirones en su tinta o las kokotxas de merluza en salsa verde.

  • Dubrovnik (Croacia)
Entre las murallas de esta encantadora ciudad es posible vivir auténticos placeres gastronómicos en cualquiera de sus múltiples restaurantes de comida casera. Los productos estrella de este lugar son el pescado a la barbacoa y el marisco en cualquiera de sus variantes. Además, si eres un amante de las trufas, en esta ciudad encontrarás una gran variedad de platos que incluyen este ingrediente.

  • Biarritz (Francia) 
Viajando hasta otra ciudad costera llegamos al sur de Francia. Biarritz ha conseguido hacerse un hueco a nivel europeo gracias a su oferta gastronómica. Debido a su cercanía con el País Vasco, los platos que se pueden degustar en esta ciudad recuerdan en cierto modo a la cocina de esta región española. Las opciones más populares son los pimientos del piquillo rellenos, chipirones a la plancha, estofado de ternera, mariscos y quesos. 
 
  • Dresde (Alemania) 
No sabemos si es por la consistencia de su comida, pero Dresde también es considerada una de las mejores ciudades europeas para comer. En esta población alemana es posible encontrar todo tipo de bares y restaurantes para satisfacer las necesidades de cada paladar. Sin embargo, lo más famoso de Dresde son, sin duda, sus salchichas de ternera y cerdo especiadas, la sopa de patata, el estofado de buey o el russisch brot que son como una especie de galletas elaboradas con cacao y clara de huevo. 
 
  • Varsovia (Polonia) 
Aunque Cracovia ha sido uno de los ejes gastronómicos de Polonia, en los últimos años Varsovia parece avanzar a pasos agigantados. En esta ciudad se puede probar, con una excelente relación calidad – precio, los pierogi (similares a los ravioli rellenos de carne, setas o queso), zurek (sopa preparada con harina de centeno, patatas y chorizo), bigos (carne a la brasa con salchichas y chucrut), barszcz czerwony (caldo de remolacha) o los típicos platos de salchichas polacas o codillo de cerdo. 
 
Esta recopilación es solo una muestra de las mejores ciudades para comer en Europa, ya que en cada país es posible descubrir lugares con una gastronomía de altísima calidad. Solo hay que elegir destino y embarcar acompañado de un seguro de viaje para que la experiencia culinaria sea realmente exquisita. 
Back to top