Skip to Content

Preparar un viaje de estudios seguro, al extranjero

chica con un libro y una mochila en una calle
Recibir una enseñanza lejos del lugar de residencia requiere una planificación detallada antes de emprender la marcha. Esta alternativa supone una excelente oportunidad para perfeccionar el currículo y adquirir una mayor destreza en el ámbito de la vida, pero para que la experiencia sea realmente enriquecedora es necesario contar con la tranquilidad que aporta un seguro de viaje de estudios
 
Salir del país natal para adquirir otros conocimientos internacionales no es una decisión fácil, ya que entran en juego ciertos aspectos importantes relacionados sobre todo con el gasto. Por ello, se deben planificar con antelación todos los puntos que incumban a la estancia en el extranjero. Además de programar el día de salida y comprar el billete de avión, es fundamental planificar los primeros pasos al llegar al lugar de destino, como el alojamiento y el transporte desde el aeropuerto. A partir de ahí, lo más importante es adaptarse a la vida de la nueva ciudad, sin olvidar tener bajo control otros asuntos para que la aventura sea inolvidable.
 

Seguro de viaje de estudios y otras recomendaciones 

  • Un seguro de viaje de estudios protege a los jóvenes que se marchan fuera con diferentes coberturas. Entre las garantías obligatorias de este tipo de pólizas se encuentran la asistencia médica, envío de medicamentos, retorno anticipado en caso de situaciones de emergencia, indemnización por pérdida de clases, entrega de efectivo en el extranjero, transmisión de mensajes urgentes, indemnización por pérdida del equipaje o responsabilidad civil privada, entre otras.
  • Es fundamental calcular cuánto dinero va a costar la estancia en el extranjero. Para ello es preciso considerar el precio del alquiler, ya sea una habitación, una residencia o un piso; los gastos de suministros, la comida y las actividades de ocio. Aunque el cómputo total varía según la ciudad, es preciso asegurarse previamente de que se cuenta con la cantidad suficiente para sufragar todas las partidas. 
  • Se debe preparar toda la documentación necesaria para no dejar nada en tierra. Además de llevar los documentos físicos en la maleta, también es aconsejable guardar una copia en el móvil o en el correo electrónico. Algunos imprescindibles son el pasaporte, el DNI, el visado, si fuera necesario, y una tarjeta de crédito a la que poder recurrir en casos de urgente necesidad. 
  • Conviene buscar información sobre el nuevo lugar donde vas a vivir. Aunque las primeras semanas se suelen dedicar a conocer la ciudad, también es importante saber cómo es su cultura y qué costumbres o tradiciones tienen sus habitantes. 
  • En el caso de viajar a un país que hable una lengua desconocida, es conveniente aprender algunas palabras y frases básicas en dicho idioma. Esto facilitará en gran medida el proceso de adaptación y te permitirá entablar relaciones con otras personas más rápidamente. 
  • Aunque un seguro de viaje de estudios ofrece una protección completa, la comunicación en este tipo de aventuras también es crucial. Por ello, para no estar desconectado durante todo el tiempo, es aconsejable informarse sobre las compañías que operan en el lugar de destino, así como los precios y los planes que más te interesen. La conexión wifi es muy útil en determinados momentos, pero a nivel general es preferible comprar una tarjeta SIM. 
  • En el momento de hacer el equipaje, presta atención a las limitaciones de tamaño y peso que establece la aerolínea. Probablemente ésta sea la tarea más complicada debido a que es preciso organizarse al milímetro para llevar todo lo indispensable en poco espacio. 
Back to top