Skip to Content

Cómo viajar al extranjero sin pasarse del presupuesto

chica en un templo en Tailandia
Una de las grandes dudas que surgen cuando se viaja al extranjero o a cualquier destino nacional es cuánto dinero nos gastaremos. Además de planificar las pertenencias imprescindibles que se deben llevar en la maleta, ponerse las vacunas pertinentes y organizar la ruta, la cuestión económica suele ser una de las grandes protagonistas para no excederse del presupuesto fijado. 
 
En la actualidad se puede conocer cualquier lugar sin necesidad de pagar una fortuna por ello. En este sentido, la gran variedad de alojamientos y los billetes de transporte low cost han contribuido a democratizar la experiencia de viajar. Simplemente hay que ser previsor y seguir algunos consejos básicos para planear un periplo a medida, ya que todo lo que dejemos al azar puede suponer un gasto inesperado. 
 

Consejos para ajustar el presupuesto en un viaje al extranjero 

  • La primera recomendación es hacer cálculos y fijar la cantidad máxima que se puede destinar a las vacaciones. Es recomendable definir de forma aproximada cuánto dinero se va a destinar a cada partida. De esta manera es mucho más sencillo elegir el destino en función del precio del vuelo y delimitar los días de visita. 
  • En muchas ocasiones se suele recurrir a la financiación para realizar un viaje al extranjero. Aunque esta opción permite tener el dinero necesario al instante, es importante pensar en cómo se va a devolver después y calcular si se podrá hacer frente a los intereses del préstamo.  
  • En la medida de lo posible siempre es preferible organizar un viaje al extranjero en temporada baja. Durante los meses con menos afluencia de turistas, no sólo los billetes de avión son más baratos, sino que los precios en el lugar de destino probablemente también sean inferiores. 
  • Los lugares que se pueden visitar a lo largo del mundo son infinitos y como ya sabemos, algunos son más asequibles que otros. Por ello, cuando el presupuesto con el que contamos no es demasiado holgado es interesante decantarse por un país o ciudad donde el alojamiento y la comida sean más económicos. 
  • A la hora de reservar el alojamiento, para que éste no suponga un importe demasiado alto, es preferible escoger hostales con habitación y baño compartidos o elegir una habitación en una casa de alguien autóctono del lugar. 
  • Además de intentar viajar al extranjero en temporada baja, comprar los billetes de avión con antelación también contribuye a beneficiarse de un precio menor. Asimismo, hay que tener en cuenta que los días de vuelo también influyen en la tarifa. Está demostrado que viajar entre semana es más barato que elegir un viernes u otro día del fin de semana. 
  • El transporte que se utilizará en el lugar de destino también se debe planificar para no sobrepasar el presupuesto marcado. Lo más recomendable es moverse en transporte público, aunque en determinados sitios compensa coger un taxi debido a que sus tarifas son más ajustadas. En este sentido es interesante informarse sobre si en la ciudad que vamos a visitar existen tarjetas de transporte por días o semanas que incluyen algún descuento en comparación con los billetes sencillos de metro o autobús. 
  • Al viajar al extranjero, uno de los mayores atractivos es degustar la gastronomía del lugar. Sin embargo, para no derrochar demasiado dinero, conviene no ir siempre a restaurantes para comer. En su lugar, en los supermercados se puede comprar todo lo necesario para subsistir sin gastar mucho e incluso en la mayoría de las ciudades, es posible encontrar puestos de comida en las calles con buenos precios. 
Back to top