Skip to Content

Consejos para viajar con un bebé en avión por primera vez

viajar niños avión
El primer viaje en avión para un bebé es toda una aventura. Ellos se lo pueden pasar fenomenal conociendo un medio de transporte diferente, pero somos los padres los que sufrimos durante los preparativos y el trayecto. Si tú también vas a viajar con un bebé por primera vez y estás nervioso recuerda que el bebé lo notará y él también se pondrá nervioso.  Por eso, os ayudamos a tener un viaje más fácil y tranquilo con estos consejos para viajar en avión
 

¿Qué puedes llevar en el avión?

El mejor consejo a la hora de viajar con un bebé en avión es ir lo más ligero de equipaje posible. Ten en cuenta que vas a tener que pasar por muchos controles en el aeropuerto, y cuantas menos cosas lleves, mucho más cómodo será para ti y tu bebé.
 
En primer lugar, se recomienda llevar un carrito que sea ligero y plegable. Imprescindible para moverte por el aeropuerto y poder facturarlo justo antes de subir al avión. En cuanto al equipaje de mano, basta con que lleves en un bolso o mochila todo lo que tu bebé necesita para su día a día. No te olvides de los pañales, toallitas, una muda limpia, baberos y su comida. Lleva contigo la mantita o el muñeco favorito y algún juguete entretenido que no pese ni ocupe mucho espacio. Para los viajes más largos, es recomendable llevar un poco de crema hidratante y suero para los ojitos y la nariz, ya que los aviones tienen un ambiente tan seco que puede resecar fácilmente la piel y las mucosas del niño.
 
Por supuesto, tampoco hay que olvidar la documentación, ya que habrá que presentar en algún momento una tarjeta de identificación o pasaporte.
 

Aprovecha para viajar de noche

Un truco que funciona muy bien es viajar durante las horas de sueño del niño. Para los viajes cortos, procura que el vuelo coincida con su hora de la siesta, para aprovechar y que el niño pase durmiendo todo el trayecto. Si el lugar donde viajas es más lejano, es preferible que se haga en horario nocturno. El niño estará emocionado durante los primeros minutos, pero pronto caerá rendido y pasará durmiendo la mayor parte del tiempo. Pero recuerda no estimularle en exceso y que luego no pueda dormir. 
 

Utilizar los cambiadores y cunas del avión

En los baños de cualquier avión existen cambiadores para bebés, pero para muchos padres suele ser una experiencia de lo más incómoda al ser un lugar muy pequeño. La gran mayoría de compañías aéreas tienen la opción de solicitar una cuna de viaje para que el bebé pueda dormir cómodamente. Aprovecha para cambiar los pañales de tu bebé usando esta cuna, o bien hazlo en el propio asiento del avión para tener mayor libertad de movimiento. Ten en cuenta que, al viajar con un niño pequeño, durante el despegue y el aterrizaje no podrá estar en la cuna, sino que tendrás que cogerlo en brazos por su seguridad.
 

Evita la presión en sus oídos

Es posible que al bebé se le taponen los oídos. Por eso, muchos pediatras recomiendan darles el pecho o el biberón justo en el momento del despegue y del aterrizaje para evitar la presión en los oídos. 
 
Por muy bueno que sea tu bebé, es normal que en algún momento llore. No te preocupes por ello, su intención no es molestar y el resto de pasajeros deberá comprenderlo. Ten mucha paciencia a la hora de viajar con un niño y no dudes en pedir ayuda a los auxiliares de vuelo en caso de que te veas con la necesidad. ¡Seguro que estarán encantados de echarte una mano!
Back to top