Skip to Content

¿El seguro cubre la repatriación de un cuerpo en caso de residentes extranjeros?

mujer con pasaporte y maleta
Quienes han dejado su lugar de procedencia para residir España, deben pensar en todos los aspectos de su vida. Por más que el tema sea delicado, incluso los más precavidos piensan en el futuro, incluidos los arreglos en caso de deceso. Y en el caso de los extranjeros viviendo en España, esto incluiría la repatriación en caso de fallecimiento sin que ello suponga un importante desembolso para su familia. Así, para proteger a los inmigrantes y garantizarles un servicio de repatriación rápido, muchas aseguradoras cuentan con seguros de decesos para residentes extranjeros
 
Teniendo en cuenta que repatriar un cuerpo es un trámite bastante costoso, este tipo de pólizas garantiza al asegurado la posibilidad de ser enterrado en su tierra natal, cerca de los suyos y de su hogar. En caso de fallecimiento del residente extranjero en nuestro país, un producto de estas características es la solución perfecta para resolver las necesidades, tanto económicas como emocionales, de la familia respecto a la repatriación. 
 
Los seguros de repatriación se pueden contratar de una forma sumamente sencilla y además, su precio es bastante ajustado. Junto con el servicio de repatriación a la localidad de origen, estos seguros también ofrecen otros beneficios adicionales que protegen tanto al asegurado como a su familia y que se asemejan a los de cualquier otra póliza de decesos. 
 

Otras ventajas de los seguros de decesos para residentes extranjeros

- Gestión de todos los trámites y gestiones que rodean un fallecimiento. 
 
- Servicio funerario completo según los deseos de cada asegurado, adaptándolo a las costumbres de su localidad. En este punto generalmente se puede optar entre incineración o inhumación, así como nicho o sepultura y lápida. Además, el servicio de tanatorio también suele estar incluido. 
 
- Libre elección de cementerio en el caso de que el asegurado quiera ser enterrado en España. 
 
- Asistencia en diferentes aspectos, como por ejemplo coordinación de las prestaciones, consulta jurídica familiar, ayuda psicológica a familiares, etc. 
 
- Cobertura de gastos extraordinarios que puedan aparecer por la muerte del asegurado. 
 
- Servicio de gestión testamentaria y gastos administrativos de notario. 
 
- Protección en los casos de gran dependencia, donde se incluyen los gastos sanitarios que se derivan de esta situación, así como el acondicionamiento de la vivienda si fuera necesario. 
 
- Posibilidad de realizar un segundo diagnóstico internacional para enfermedades graves, así como servicio de orientación médica por teléfono a cualquier hora del día y todos los días del año. 
 
Además, de forma opcional, los residentes extranjeros que contraten uno de estos seguros pueden incluir de forma opcional otras coberturas que protegen otros ámbitos sanitarios. Entre estos servicios complementarios destacan la posibilidad de conservar el ADN y la crio-preservación de las células madre del cordón umbilical para prever situaciones futuras, o una cobertura de salud dental. 
 
Por todas estas ventajas, un seguro de decesos que contemple la repatriación de residentes extranjeros es una solución adecuada para que se cumplan los últimos deseos del asegurado, al mismo tiempo que se solventan las necesidades de la familia ante el fallecimiento de un ser querido.
Back to top