Skip to Content

Se incrementan los seguros de decesos pese a la crisis

contratación seguro decesos

Aunque las familias tienen que reducir gastos, inversiones y ahorro; aún consideran que contar con un seguro de decesos es una necesidad. Así lo demuestran los datos del sector, que sostienen que a pesar de que las dificultades, sigue creciendo el número de pólizas contratadas para cubrir los gastos por defunción.

Dentro del mercado de los seguros, las pólizas de decesos están demostrando ser los productos más atípicos, en cuanto a su evolución dentro de los ciclos económicos. Los expertos del sector han confirmado que el seguro de decesos con un aumento del número de pólizas contratadas, se reafirma como un producto que no se deja influenciar tanto por el sistema.

“El arraigo del seguro de decesos en la sociedad española es muy fuerte y puede ser”, recuerdan los expertos del ramo, “que quizás esta sea la causa por la que el seguro de decesos mantiene balances de crecimiento positivo, mientras que otros productos del  sector seguros  no lo logran y se han visto afectados duramente por la crisis.

Esta relativa bonanza del sector dedicado a los seguros de decesos, no significa que no se estén dando dificultades.  A pesar de la fidelidad de los clientes a los seguros que cubren los gastos por defunción, las principales compañías aseguradoras denotan como los titulares de los seguros ajustan prestaciones y precios al máximo, eliminando coberturas clásicas y que antes se consideraban irrenunciables, para quedarse con lo justo y lograr así, una rebaja considerable de la prima.

Las dificultades para renovar las pólizas de los seguros de decesos es otra de las variables que corroboran las entidades aseguradoras y que confirman que el sector no atraviesa por su mejor momento, no siendo totalmente impermeable a los efectos de la crisis económica.

En conclusión y de acuerdo con los datos presentados, el ramo de los seguros de decesos se confirma como un sector más estable y menos permeable a la situación financiera, pero no ajeno a las crisis en su totalidad. Las familias se muestran reacias a renunciar a tener un seguro de decesos, a pesar de la crisis, pero no a rebajar sus primas, aún a costa de perder coberturas.

Back to top