Skip to Content

Cómo mantener mis muebles como nuevos

mueble de un salón
En el momento que compramos los muebles para decorar nuestra casa, uno de los objetivos que nos solemos marcar es que nos duren el mayor tiempo posible. Ya sean de madera, acero inoxidable, lacados o cualquier otro tipo de material o acabado, siempre tendremos que tener en cuenta algunos consejos para mantener los muebles como si fueran nuevos. 
 
El mantenimiento diario y ciertos cuidados más exhaustivos de forma periódica son fundamentales, aunque también es importante ser precavidos y evitar que el mueble se vaya deteriorando por un mal uso o por los efectos de la humedad y el sol, por ejemplo.  
 

Recomendaciones prácticas para mantener los muebles

  • Coloca un paño u otra cubierta decorativa debajo de los objetos que vayas a poner encima de los muebles para que no se estropee la superficie con el roce y procura además, levantar todo lo que quieras mover en lugar de arrastrarlo por el mueble. 
  • Presta una especial atención a las mesas, ya que son los muebles de la casa que más se ensucian y se deterioran. No olvides colocar siempre un mantel para que los platos calientes, los líquidos o los utensilios que utilizamos a diario no originen daños. 
  • Si tienes que desplazar un mueble de un sitio a otro, intenta levantarlo y no empujarlo para que los ajustes no se desacoplen.
  • El ambiente de las estancias donde estén situados los muebles debe tener el nivel de humedad idóneo. No es recomendable que el espacio sea demasiado húmedo ni muy seco, ya que estos dos extremos provocan que el mueble se deforme e incluso se agriete. Del mismo modo, es preferible colocar los muebles lo más alejados posible de los aparatos de aire acondicionado y de los radiadores de la calefacción. 
  • Si los muebles están expuestos a los rayos del sol continuamente, tanto el material como el color terminarán estropeándose. Es importante elegir un sitio para colocarlos donde no llegue la luz natural de forma directa y en el caso de que estén en un jardín o terraza, habrá que protegerlos con unas pinturas especiales para exterior. 
  • Aunque pueda parecer un engorro, si quieres mantener tus muebles impecables durante mucho más tiempo, es fundamental limpiarlos a diario. Simplemente hay que quitar el polvo que se acumula cada día con un paño o una toallita húmeda especial para muebles y aplicar cera u otro producto natural para sacar brillo una vez a la semana. 
  • Olvídate del amoniaco y demás productos abrasivos para limpiar en profundidad tus muebles, ya que la superficie irá perdiendo color y brillo con el paso del tiempo. Es preferible elegir productos más suaves y específicos que no provoquen daños en el mueble. 
  • Los productos que utilizamos en la cocina también pueden ser nuestros aliados para mantener los muebles de madera en perfectas condiciones, como por ejemplo el vinagre, que aplicado sobre un trapo es una buena alternativa para limpiar y potenciar el brillo de la superficie.
Con estos consejos conseguirás mantener los muebles de tu hogar como si fueran nuevos, creando así un ambiente cálido y acogedor. Pero además de saber cómo hay que cuidar y limpiar estos enseres, también hay que contar con un seguro de hogar que cubra las roturas accidentales que se produzcan en los objetos de la casa. 
Back to top