Skip to Content

Cómo proteger mis joyas de los ladrones

joyas
Por norma general, los ladrones suelen actuar cuando no hay nadie en la vivienda para, de este modo, poder escudriñar cualquier cajón o rincón en busca de objetos de valor, como por ejemplo, las joyas. Por este motivo, es importante saber cómo hay que proteger estos bienes para que ninguna persona ajena consiga encontrarlos y llevárselos. 
 
Tanto si vamos a estar fuera de casa durante una larga temporada, por vacaciones, como si salimos durante unas horas de la vivienda para ir a trabajar o por cualquier otro motivo, siempre es crucial poner en práctica algunas medidas de seguridad para salvaguardar las joyas
 
  • Aunque parezca algo obvio, nunca debemos dejar abierta ninguna puerta o ventana de la casa, incluso en los casos en los que sólo salimos durante un momento. Además, siempre hay que cerrar la puerta utilizando la llave y no simplemente tirando de la misma. 
  • Las joyas no se deben dejar a la vista, sino que es aconsejable guardarlas en una caja de seguridad o elemento similar, donde sea necesaria una clave de seguridad para poder abrirlo. A pesar de ello, hay que evitar en la medida de lo posible tener objetos de valor en el propio domicilio.
  • Contrata un seguro de hogar que incluya una cobertura específica de robo, hurto o apropiación indebida para proteger las joyas tanto dentro como fuera de la vivienda. No olvides realizar la tasación de estos objetos de valor para que la compañía aseguradora pueda ofrecerte la indemnización adecuada en caso de robo. 
  • Instalar un sistema de seguridad no sólo te ayudará a asegurar tus joyas, sino que la estancia en la casa será mucho más tranquila. Este tipo de sistemas rastrean los movimientos sospechosos que se producen en el exterior y evitan la entrada de ladrones en la vivienda avisando a los inquilinos que se encuentran en el interior o a la policía directamente. 
  • Cuando las joyas son de un altísimo valor, también conviene poner cámaras de vigilancia o sensores de movimiento en la misma habitación donde están guardadas. 
  • En el caso de que vayas a estar fuera de casa durante una larga temporada, es recomendable hacer ver a los ladrones que hay gente dentro. Para ello, puedes hablar con algún vecino de confianza para que se encargue de recoger tus cartas del buzón, instala luces que se pueden programar para encenderse y apagarse, no bajes por completo las persianas de las ventanas y balcones, etc. 
  • Instala puertas blindadas en todas las zonas de acceso a la vivienda o al menos un modelo que cuente con dos puntos de cierre. 
  • Aunque es una costumbre bastante extendida, no es aconsejable dejar las llaves de la casa en el buzón, debajo del felpudo, en una maceta, etc. 
  • Procura no publicar en redes sociales o contar a personas desconocidas que estarás fuera de casa. 
  • En el caso de que acabemos de mudarnos a la vivienda, es recomendable cambiar el bombín de la cerradura para que otras personas que hayan podido tener acceso, no puedan entrar. 
  • Hay que tener mucho cuidado con las zonas de entrada al edificio desde el garaje. Siempre hay que cerrar estas puertas para evitar que personas ajenas a la comunidad puedan acceder. 
Con estas recomendaciones para proteger tus joyas de los ladrones, podrás evitar que te despojen de algo sumamente valioso para ti. En cualquier caso, según aconsejan desde la web de la Guardia Civil, si observas alguna marca en la puerta de tu casa o ves alguna cosa o coche sospechoso por la zona, no dudes en avisar en el teléfono 062 o en el 112. 
Back to top