Skip to Content

Casas prefabricadas, ¿qué seguro contratar?

casa de madera
Antes de explicar cuáles son las coberturas básicas que debe incluir el seguro de una casa prefabricada, conviene analizar cuáles son las particularidades de estas viviendas. Para empezar, su proceso de construcción se basa en elementos estándares que se unen directamente en el lugar donde se vaya a ubicar. A diferencia de los inmuebles tradicionales, no se comienza por los cimientos, sino que la casa se construye ensamblando las diferentes partes, que han sido fabricadas por separado, y colocándola sobre un área determinada. 
 
En la actualidad, es posible encontrar una gran variedad de este tipo de casas, según el tipo de material, el tamaño, las prestaciones, la estética, etc. Además, algunos modelos se pueden transportar de unas zonas a otras gracias a las ruedas que incorporan en su parte inferior, algo que facilita en gran medida la movilidad de sus dueños. 
 
Entre las ventajas de estas casas se encuentra su precio que puede llegar a ser hasta un 35% más barato que los inmuebles convencionales, el menor impacto al medio ambiente durante la fabricación, la mayor personalización y la rapidez con la que se pueden disponer. Como contrapartida, no se puede llegar a cualquier sitio y colocar la vivienda, sino que es preciso tener una serie de permisos para cumplir con la normativa urbanística y de habitabilidad que depende de cada ayuntamiento. 
 

¿Cómo asegurar una casa prefabricada? 

En este tipo de viviendas, los imprevistos también están a la orden del día y por ello, contratar un seguro de hogar a medida es la mejor solución para disfrutar del espacio con suma tranquilidad. Las garantías del seguro de una casa prefabricada, así como la prima, dependerán de la valoración que realice la compañía aseguradora respecto a tamaño, localización, materiales, medidas de protección, etc. 
 
Pese a ello, es fundamental que la póliza contemple algunas coberturas obligatorias como por ejemplo asistencia urgente para acceder a un equipo de profesionales siempre que se necesite, así como para realizar las reparaciones y reformas que se consideren necesarias. Del mismo modo, dado que en la mayoría de los casos se trata de casas de madera, la cobertura de incendio es imprescindible para cubrir los daños por fuego, explosión o implosión.
 
De forma complementaria, también es interesante que el seguro de una casa prefabricada incluya las siguientes garantías: 
 
  • Daños materiales para solventar las roturas en fregaderos, sanitarios, cristales, encimeras, etc. 
  • Daños por agua en los bienes como consecuencia de alguna fuga o desperfecto en las tuberías. 
  • Fenómenos atmosféricos para proteger la casa ante el viento, la lluvia, el granizo o la nieve. 
  • Responsabilidad civil que deben incluir todos los seguros de hogar para cubrir los daños ocasionados a terceros por la vivienda o sus ocupantes. Para que la póliza sea lo más completa posible, no hay que olvidar incluir las indemnizaciones, los costes judiciales y las fianzas. 
  • Daños que se deriven de un robo o su intento, así como indemnización de las pérdidas causadas, contemplando también hurto y apropiación indebida. 
 
En cualquier caso, tanto si eres un manitas o un experto en bricolaje, nunca está de más contar con un seguro de hogar que ofrezca también asistencia en este sentido. De esta forma, se puede contar con un equipo de profesionales que se desplazará hasta el domicilio para realizar cualquier tipo de trabajo, como sustituir un grifo, instalar una lámpara, colocar una estantería, etc. 
Back to top