Volver

Seguros de Salud

Calcula tu seguro de Indemnización

Servicios al cliente

    • Más información

918 365 365 / 900 822 822

Volver

Planes de Previsión Social

Home > Particulares > Seguro para Embarcaciones > Artículos de embarcaciones > Gastos de una embarcación más allá de su precio

Buscador de oficinas

Encuentra la oficina más cercana a tu domicilio

embarcacion-gastos

Gastos de una embarcación más allá de su precio

Al igual que cualquier otro vehículo, las embarcaciones también necesitan un mantenimiento periódico para asegurar su correcto estado durante la navegación. A esto se suma otra serie de gastos que incrementan su propio precio de compra y que es necesario considerar para analizar si es viable asumirlos o no. En cualquier caso, si invertimos en el cuidado de la embarcación, a largo plazo conseguiremos un ahorro importante, tanto en consumo como en garantizar la seguridad.

Aunque es cierto que la compra de un barco es el gasto más cuantioso, en esta partida también hay que contemplar si la adquisición se va a realizar mediante financiación, así como todos aquellos costes derivados del pago de impuestos y otros conceptos.

  • Mantenimiento: los cuidados que necesite una embarcación dependerán del tipo, la frecuencia de uso, la forma de navegación, la antigüedad, etc. La forma más económica de mantener en buen estado un barco es realizar las tareas precisas por nuestra cuenta, aunque sin olvidar que en ocasiones es necesario recurrir a un experto, sobre todo a la hora de pintar la embarcación, revisar los motores, realizar los cambios de aceite o solucionar alguna avería mecánica. Además de mantener los elementos básicos del barco, también hay que contar con las labores de limpieza y el consiguiente gasto que suponen los productos específicos para ello.
  • Inspección Técnica de Barcos (ITB): en el caso de que el barco tenga más de 6 metros es obligatorio asumir el coste que suponen las inspecciones técnicas cada 5 años y aquellas necesarias antes de transcurrido este tiempo.
  • Combustible: para que una embarcación se mueva es imprescindible que tenga el depósito lleno de combustible. Se trata de un gasto fijo, aunque al principio de cada temporada se puede hacer una previsión de las salidas y la distancia que se recorrerá con el barco.
  • Amarrar y varar: durante la época estival es necesario pagar una cuota para que la embarcación se encuentre amarrada en una determinada zona. En función del lugar elegido, el precio puede ser más o menos alto. Del mismo modo, en invierno es preciso poner el barco en tierra y a cubierto, por lo que esta acción también conlleva un coste.
  • Seguro para embarcaciones: cualquier embarcación de recreo, ya sea motor o vela, de uso particular o de alquiler, que se destine al disfrute o recreo debe contar con una póliza de este tipo, fundamentalmente la cobertura de responsabilidad civil. El precio de la póliza se puede incrementar en función de los servicios opcionales que se quieran incluir, como por ejemplo daños materiales y robo, accidentes de los ocupantes, etc.
  • Impuestos: al comprar una embarcación, ya sea nueva o de segunda mano, así como al vender una propia, es importante no perder de vista el pago de algunos impuestos, como son el IVA, el Impuesto de Matriculación o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.
  • Tripulación: en el caso de que se trate de un barco grande y para ciertas ocasiones, es probable plantearse la opción de contratar personal que se encargue de la dirección y mantenimiento de la embarcación para poder disfrutar de las vacaciones con una mayor tranquilidad.

Si estás pensando en comprar una embarcación por primera vez, no dudes en valorar todos estos puntos, ya que además de asumir el coste inicial, el resto de pagos supondrán alrededor del 25% del valor del barco.

Calcula tu seguro ahora

Otros seguros MAPFRE

Artículos