Skip to Content

Qué es el Carpfishing y que tipo de licencia se necesita para practicarlo

pescador sujetando una carpa con los utensilios de carpfishing alrededor
Para explicar qué es el carpfishing es necesario hacer referencia a su objetivo que está centrado en la captura de grandes ejemplares de carpas. Sin embargo, a diferencia de otras modalidades de pesca, en el carpfishing rigen unas normas para que la pieza no sufra ningún daño. Así, la regla más importante de la pesca de carpas es su devolución al agua de forma inmediata después de haber realizado una fotografía del pez. 
 

¿Qué cebos se utilizan en el carpfishing? 

Otra de las particularidades de este estilo de pesca es la relativa a que es necesario utilizar unos tipos de cebos concretos y con una cantidad abundante de mínimo 10 kilos. 
 
Aunque existe una gran variedad de productos, uno de los más utilizados es el boilie, elaborado con ingredientes especiales. Este cebo es posible comprarlo ya preparado o fabricarlo de modo casero utilizando diferentes harinas, aditivos, colorantes y huevo para ligar toda la mezcla que después se debe hervir para que adquiera consistencia. 
 
Existen multitud de tamaños y sabores de boilies, pero en cualquier caso, cuanto más grande y mayores alicientes contengan, mejores serán los resultados de la pesca. Sin embargo, no hay que olvidar que se debe variar el tamaño del cebo en función del lugar donde se practique el carpfishing para adaptar la actividad a las circunstancias del sitio. 
 
Otro de los cebos más utilizados son los pellets que están elaborados con harina de pescado. Gracias a su sabor y a que se diluyen poco a poco en el agua, constituyen un buen estímulo para las carpas. 
 
Además de estos dos tipos, las semillas, el maíz, las habas, los altramuces o la chufa también se utilizan como cebos en esta modalidad de pesca, aunque al contrario que los anteriores son alimentos menos selectivos.
 

Otros puntos que definen qué es el carpfishing

En esta modalidad de pesca es preciso utilizar materiales específicos, como por ejemplo una sacadera de gran tamaño para evitar daños innecesarios al pez mientras se saca del agua, así como un instrumento para desenganchar los anzuelos y una moqueta para colocar el ejemplar sin que se roce con la tierra. El pescador de carpfishing debe contar con los utensilios necesarios para tratar al animal con el máximo cuidado. Del mismo modo, también es recomendable llevar algún líquido para curar las posibles heridas de la carpa.
 
Es importante que las cañas sean lo suficientemente resistentes para soportar el peso y la fuerza de los peces de gran tamaño que se suelen pescar en este estilo. También será necesario un portacañas con sujeción al suelo para que la caña se mantenga en vertical. 
 
Teniendo en cuenta el respeto a las especies capturadas, esta consideración también se debe trasladar al entorno, por lo que después de haber finalizado la jornada de carpfishing es fundamental dejar la zona limpia. 
 
Si estás interesado en practicar este tipo de pesca deportiva únicamente necesitas la licencia de pesca correspondiente a la comunidad autónoma donde te encuentres. Es una oportunidad inmejorable de disfrutar de la naturaleza y de entrar en contacto con ejemplares únicos de carpas sin que su destino final sea la muerte. Además, no olvides contar con tu seguro de pesca, sobre todo si vas a desarrollar esta actividad en Andalucía, Cataluña o Murcia, regiones donde es obligatorio tener contratada la cobertura de responsabilidad civil. 
Back to top